MENÚ
lunes 10 diciembre 2018
14:00
Actualizado

Amenábar: «En mi boda hemos tirado la casa por la ventana»

El director ha blindado su enlace con David Blanco. Celebrarán su gran día en una finca de Madrid junto a 250 invitados. Entre ellos, muchas celebridades confirmadas

  • Amenábar: «En mi boda hemos tirado la casa por la ventana»
  • Amenábar: «En mi boda hemos tirado la casa por la ventana»
  • Amenábar: «En mi boda hemos tirado la casa por la ventana»

Tiempo de lectura 4 min.

18 de julio de 2015. 16:38h

Comentada
18/7/2015

Hoy es el día de la gran boda gay de 2015. Cinco años después de conocer a David Blanco –justo cuando el director acababa de rodar «Mar adentro»–, el cineasta Alejandro Amenábar, de 42 años, se casa este sábado con el joven economista de 27, que trabaja en una naviera. La pareja comparte un ático impresionante en la Plaza de España madrileña, aunque antes vivieron en el barrio de Malasaña. Su relación está tan consolidada que el mismo Alejandro declaraba hace unos días a nuestro periódico que «cuando estás tan enamorado como lo estoy de David, lo lógico es formalizar oficialmente nuestra relación. Y mira que hace unos años ni se me ocurría pensar en casarme... Pero, en mi boda, hemos tirado la casa por la ventana, vendrán doscientos cincuenta invitados, gente a la que queremos y que nos quiere».

Aunque en un principio pensaron en casarse en Ibiza, finalmente lo harán en la finca «La Reserva», que se encuentra en el término municipal entre las localidades de Villanueva del Pardillo y Villafranca del Castillo, a unos veinte minutos en coche de la capital. El recinto tiene unas vistas maravillosas a la sierra de Guadarrama, dispone de una zona ajardinada de cuatro mil metros cuadrados y un salón amplísimo con cuatro grandes chimeneas y una espectacular cúpula.

Entre los 250 invitados al enlace estarán Alaska y Mario Vaquerizo, Boris Izaguirre, Topacio Fresh, Cayetana Guillén y su marido, y figuran en la lista Penélope Cruz, Javier Bardem, Dakota Johnson, Quim Gutiérrez, y hasta Nicole Kidman. Las medidas de seguridad son absolutas. El director de «Ágora» y de «Los otros» no quiere que los paparazzis se cuelen en su boda. Por eso ha elegido una finca que es casi un búnker para su día nupcial. Todo estará super controlado. El que quiera entrar en el lugar sin estar invitado lo va a tener muy difícil.

Un regalo muy especial

Alejandro, a decir de sus amigos, está como loco con David, enamoradísimo, y le ha preparado un regalo muy especial a su chico en este gran día de felicidad: «Como le encantan las Nancys Rubias, el grupo de Mario Vaquerizo y su hermana, he hablado con ellos para que canten en la fiesta. Espero que sea un día muy alegre y divertido. Pero no pensaba que preparar una boda diera tanto trabajo... Esto es peor que un estreno, ha habido que resolver mil asuntos».

Amenábar confiesa que está «muy nervioso, pero también muy emocionado. Y deseando que David se convierta en mi marido. Esta boda es el resultado de un gran amor».

Mario y Alaska, con el que han compartido cenas en la casa que llamaban «burger party» , le pidieron permiso para grabar imágenes y emitirlas en la nueva temporada del reality televisivo sobre sus vidas, pero el director desechó la propuesta. Y eso que fue justamente en este programa donde el cineasta presentó en público a su joven pareja.

Aunque está muy ocupado con el montaje de su nueva película, «Regression», cuyos protagonistas son Emma Watson y Ethan Hawke –que se estrenará el 28 de agosto en Estados Unidos y en España en octubre– asegura que «dedicaremos unos días al viaje de novios. No vamos a quedarnos sin luna de miel. Pero no pienso descubriros el lugar». Conociendo su apego a Ibiza, no sería raro ver al nuevo matrimonio por la isla pitiusa.

Como ya adelantamos en LA RAZÓN a principios de este año, y si no hay cambios de última hora, el banquete lo servirá un cocinero que cuenta con dos estrellas Michelin, Ramón Freixa. La música, aparte de la actuación en directo de Nancys Rubias, estará a cargo de varios DJs de prestigio. Barra libre a discreción y mucho bailoteo. Nunca mejor dicho: este será un «sí, quiero» de película.

Aunque toda la industria cinematográfica conocía que Amenábar era homosexual, el director no lo hizo público hasta 2004, cuando fue protagonista de la portada de la revista «Shangay» y de «Zero», publicaciones especialmente dirigidas a este colectivo. En ambas entrevistas contó que decidió normalizar su homosexualidad cuando estudiaba en la facultad. Y ya cuando era un célebre director se le podía ver en algunos bares de ambiente de Madrid con algunas de sus anteriores parejas, con las que tuvo unas relaciones efímeras.

Entre lo más clásico y lo alternativo

«La reserva»

La pareja ha elegido un castillo restaurado que está muy cerca de Madrid especializado en la celebración de bodas. Puede acoger hasta a 600 invitados. Entre sus servicios está el banquete –en esta ocasión el director ha elegido a Ramón Freixa, que ha firmado un contrato de confidencialidad para no desvelar el menú que disfrutarán–, la música, el transporte de los invitados y la decoración.

Nancys Rubias

Amenábar es amigo íntimo de Mario Vaquerizo y suele asistir a los conciertos de su grupo formado por Marta Vaquerizo, Juanpe y Miguel. El director rodó en 2011 el vídeoclip del single «Me encanta», con una estética inspirada en «La naranja mecánica» de Stanley Kubrick. Es uno de los grupos preferidos de David.

Últimas noticias