El cocinero recolector

Macaron de piña verde
Macaron de piña verde

En la provincia de Valladolid conviven los dos estilos de cocina. A una gastronomía popular se han unido restaurantes que dan una vuelta de tuerca a las recetas clásicas arraigadas a la tierra. Un ejemplo es La Botica de Matapozuelos, una antigua casa de labranza de 1876 restaurada por la familia de Miguel Ángel de la Cruz en 2002. Cocinero autodidacta, ahora es él quien dirige los fogones para apostar por una culinaria natural alimentada por las materias primas de la zona. Tanto es así, que al bosque de pino piñonero que tiene tan a mano –ya saben que la comarca es conocida como tierra de pinares– le saca buen provecho. Obtiene un jugo de la piña de pino cuando está verde que emplea en creaciones como el macaron de piña verde y crema de algarroba, leguminosa de sabor similar al cacao, de ahí que lo llamaran el chocolate de los pobres. Lo elabora tras dar con una harina de piña que sustituye a la almendra. El taco con pan de maíz, cangrejo de río, una mozzarella hecha con leche de oveja churra, tomates y verdolagas y el lomo de venado, servido con su jugo, setas y la piña verde rallada son otros platos del «cocinero recolector», quien anda inmerso en su próximo libro, en el que los frutos silvestres serán los protagonistas. Benditas vanguardias.

Restaurante: La Botica

Dónde: C/ Plaza mayor 2. Matapozuelos. Valladolid.

Tel.: 983 83 29 42.

35 euros es el precio medio del restaurante. El menú degustación cuesta 56 euros.