Cuánto se puede ahorrar con una lavadora nueva

La sustitución de los electrodomésticos habituales con más de 15 años de antigüedad por nuevos A+++ supone un ahorro de 276 euros al año

La sustitución de los electrodomésticos habituales con más de 15 años de antigüedad por nuevos A+++ supone un ahorro de 276 euros al año.

Los hogares son los responsables del 40% del gasto total de la Unión Europea. Generalizar la sostenibilidad como criterio a la hora de construir y equipar viviendas parece una forma sencilla de disminuir el consumo de electricidad y también va asociado aunque no proporcionalmente debido a las peculiaridades de nuestra factura de la luz, ahorrar una cantidad de dinero importante al cabo del año. Luchar contra el cambio climático en casa ofrece además otra ventaja: nos permite hacerlo a título individual o familiar, con lo que eso supone en forma de convicción y compromiso.

Si acceder a una vivienda construida de forma eficiente no es apto para todos los bolsillos, sí resulta mucho más sencillo equiparla con electrodomésticos que aprovechen al máximo la energía que necesitan para funcionar. La etiqueta energética es la herramienta más útil para el consumidor, se encuentra estandarizada en la UE desde hace años, 2012 en el caso de la versión actual, y cuenta con una normativa detrás que protege los derechos de los consumidores. Especialmente, en este caso, el derecho a saber qué es lo que compran.

La Asociación Nacional de Fabricantes e Importadores de Electrodomésticos se basa en parte de la información exhibida en este documento, siempre adherida al aparato y en un lugar visible, para hacer los cálculos más relevantes, los de ahorro de energía y pecuniario. Pongamos un hogar medio español con frigorífico combi, lavadora, lavavajillas y horno eléctrico. Y todo este equipamiento tiene una antigüedad de 15 años. El propietario de la vivienda se plantea sustituirlo para disponer de electrodomésticos más modernos, con nuevas funciones y que además le permitan ahorrar dinero. Según la organización, al cabo del año tendrá en su bolsillo 276 euros más. Siempre hablando de consumos medios y tomando como precio de la electricidad los 0,22 euros/kWh, el mayor coste de los aparatos A+++ se compensa rápidamente y, como resaltan los profesionales, desde el momento en el que se enchufan. Si entre las preocupaciones del comprador se halla, como tendría que ser, la vertiente medioambiental, se sentirá orgulloso al comprender que ha dejado de utilizar 1.261 kWh cada año.

La información sobre la eficiencia se muestra en todas las etiquetas, con la A en lo más alto, y sus niveles diferenciados el símbolo +, y la D en lo más bajo. El documento de los lavavajillas cambia, pues solo se comercializan aparatos con eficacia de lavado clase A, y en este caso se destaca también su capacidad en cubiertos y de secado. En las lavadoras también se describe cuántos kg de ropa se pueden lavar en una sola sesión. Si buscamos un aspirador, en la etiqueta veremos su índice de reemisión de polvo, medido de nuevo de A a G, su rendimiento de limpieza y su nivel de ruido en decibelios, datos todos ellos que acompañan al ya clásico «cuánto va a gastar este electrodoméstico».

Adiós a las pajitas de plástico

En España, cada año se utilizan alrededor de 5.000 millones de pajitas de plástico. Su único uso contrasta sobremanera con los 1.000 millones de años que pueden pasar antes de que se descompongan en el entorno. En la naturaleza, además, los animales las ingieren en muchas ocasiones al pensar que son alimentos, lo que les provoca graves daños internos. La Comisión Europea se ha puesto manos a la obra para reducir su consumo a la mitad y también el de otros productos de un solo uso, como bastoncillos para los oídos, cubiertos o platos de plástico.

Estas medidas siempre son bienvenidas, pero hay empresas que se han adelantado a ellas. Disney, por ejemplo, no ofrecerá pajitas en sus parques temáticos desde el año que viene. Y Lidl no venderán estos artículos a partir de 2019. La cruzada de Starbucks empezará en 2020. Las sustituirá en sus 28.000 tiendas en todo el mundo por tapas reutilizables.

30 linces portugueses llegan a España, de forma provisional, por un incendio
Procedentes de Portugal, estos linces van a pasar un mes y medio en centros de reproducción españoles después de que fueran evacuados a causa de un incendio forestal. Los ejemplares se encontraban en el centro de Silves, afectado parcialmente por el fuego que ha arrasado 20.000 hectáreas en la región del Algarve. Ocho de los felinos han encontrado refugio en El Acebuche y otros nueve han sido destinados al centro de Zarza de Granadilla, Cáceres. Los doce restantes esperarán a que se den las condiciones óptimas para su vuelta en el centro de La Olivilla, Jaén. El traslado de los linces se llevó a cabo según el protocolo marcado por el Instituto de Conservación de la Naturaleza y Bosques (ICNF) de Portugal que busca, entre otras cosas, que los ejemplares sufran el menor grado posible de estrés.