MENÚ
viernes 21 septiembre 2018
00:09
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Hay que mojarse

La natación es uno de los deportes más completos y que menos lesiones produce. ¿Cómo sacarle todo el partido gracias a la tecnología?

  • Hay que mojarse

Tiempo de lectura 4 min.

28 de julio de 2018. 04:21h

Comentada
Juan Scaliter.  28/7/2018

El submarino musical

Quienes no puedan hacer deporte sin escuchar música (o audiolibros), tienen un aliado en el MP3 NW-WS413 de Sony. Sus cascos son básicamente todo el MP3 y allí hay suficiente espacio para guardar más de 800 canciones. Pueden sumergirse hasta 2 metros durante 30 minutos, aún en agua salada, resisten temperaturas entre -5º y 45º centígrados y su batería dura unas 12 horas, más que suficiente para un uso exclusivo en el mar o la piscina.

Hay que mojarse

Un maestro en el agua

Swimmo es como un entrenador personal: realiza un seguimiento constante de los entrenamientos y hasta es capaz de motivar, con sonidos, mientras nadamos. Está concebido específicamente para la natación por lo que contiene sensores inteligentes con características Intensitycoach (entrenamiento intensivo) y Pacekeeper (para mantener el ritmo). También es compatible con otras aplicaciones deportivas, lo que lo hace una gran ayuda para reunir todos los datos de entrenamiento en un solo dispositivo. Cuenta con tecnología de rotación y toque que le permite controlarlo con gestos. Mide las calorías, los largos, el ritmo y la velocidad, la frecuencia cardíaca y otras variables biométricas.

Hay que mojarse

Todo en uno

El GPS TOMTOM SPARK 3 es una solución múltiple para los deportistas. Es sumergible hasta 40 metros de profundidad y, aparte de medir constantes de actividad física en general, cuenta con características imprescindibles para los nadadores: tiempo, velocidad, brazadas, largos y hasta lleva un programa SWOLF que desafía al usuario para mejorar en el entrenamiento. Su batería puede durar hasta 3 semanas. Y fuera del agua se sigue comportando con la misma eficacia a la hora de hacer deportes o de explorar, ya que su GPS permite regresar al punto de partida...o explorar nuevos caminos.

Hay que mojarse

Entrenador en el oído

Nadar requiere una técnica sofisticada, no solo para que los movimientos sean eficientes, sino también para no cansarse antes de tiempo. El Swimbot es un sistema que automáticamente corrige nuestros movimientos de forma instantánea mediante un sistema de sonidos. Ha sido desarrollado con la colaboración de deportistas olímpicos para que los consejos puedan ser seguidos por cualquier tipo de deportistas. Una vez terminado el entrenamiento la rutina se puede descargar a la aplicación para ver los progresos personales.

Hay que mojarse

Lo primero es la seguridad

Para evitar que el entusiasmo inicial nos lleve a aguas peligrosas o a un sobreesfuerzo, no es mala idea contar con PLOOTA. A simple vista parece un collar sencillo que no molesta en ningún tipo de actividad, ya sea natación o cualquier deporte de agua. Pero su sensor detecta si nuestra cabeza ha estado sumergida durante más de 30 segundos, y los cartuchos de CO2 se hinchan automáticamente, manteniendo la cabeza por encima del nivel del agua durante al menos seis horas. El sistema también se puede activar de modo manual.

Hay que mojarse

Nos ponemos serios

Si el objetivo es nadar en aguas abiertas, la respuesta es Iolite. Se trata de un dispositivo que se agrega a las gafas y señala la dirección correcta mediante un GPS incorporado: una luz verde, vamos en buena dirección; amarilla, hay un ligero desvío y roja, estamos a punto de perdernos. Las luces también nos indican la cadencia de la brazada adecuada para llegar a la meta según el tiempo que fijamos y mide la distancia, dirección, velocidad, y una vez volcados los datos en la aplicación,

señala consejos para mejorar el tiempo la próxima vez.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs