MENÚ
jueves 18 octubre 2018
15:03
Actualizado

Inés Sáinz: Madeira, naturaleza en Estado puro

Las rutas de senderismo fue de lo mejor que encontró

  • La foto: Descubrió lugares con un encanto especial como esta Casa de las flores, humilde pero preciosa
    La foto: Descubrió lugares con un encanto especial como esta Casa de las flores, humilde pero preciosa

Tiempo de lectura 4 min.

11 de agosto de 2018. 00:20h

Comentada
Teresa barrios.  11/8/2018

De Miss España en 1997 a empresaria de la comunicación. Así la definen en todos los medios porque así es. Hace casi diez años, fundó BACK UP Comunicación y Prensa, desde donde gestiona la imagen y la comunicación de marcas de lujo, marcas personales y de estilo de vida. Pero además, tiene un canal de YouTube donde protagoniza videos sobre el mundo de los eventos y la imagen, y es también autora y editora digital de Vivlium, plataforma en la que descubre los secretos de la seducción y la comunicación. Y mientras termina de perfilar su primera novela, una comedia romántica escrita junto a Víctor Blazquez, viaja lo que puede y disfruta de su hijo, de seis años. Madeira es su destino elegido para LA RAZÓN. «Me rechifla Portugal, especialmente en agosto. Cuando aquí estamos pagando precios desorbitados, allí encuentras la misma calidad o mejor, con precios razonables. Me faltaba Madeira por conocer porque la costa y el interior de Portugal me lo he recorrido de arriba a abajo, y finalmente conseguí ir hace un par de años. Lo mejor de Madeira son las rutas de senderismo y conocer sus famosas levadas. Unas construcciones antiquísimas con las que los portugueses llevaban el agua de las montañas a los cultivos. A día de hoy todavía se utilizan y se encuentran en plena naturaleza con paisajes espectaculares. En Cabo Girao encuentras algunos de los acantilados más altos de Europa y algunos pueblos de postal de cuento, como Santana, con sus preciosas palhoças (casas típicas)». Nacida en Bilbao, aunque afincada en Madrid desde hace años, se ríe cuando recuerda el despegue y el aterrizaje del aeropuerto de Funchal: «¡Me río yo del aeropuerto de Bilbao, que tiene fama de complicado! Lo de Funchal da miedito de verdad. Ilusa de mí, volaba sin saber que es uno de los más peligrosos del mundo. Ese momento en el que de repente miras por la ventanilla y ves que el aeropuerto está construido encima del mar... Y si luego encima te da por consultar datos oficiales y lees que los pilotos necesitan una licencia especial para despegar y aterrizar allí, ya se te pone el estómago de corbata... Por si acaso le faltaba algún ingrediente para complicarlo todo más, suele hacer un viento huracanado». Susto superado, reconoce que, aun así, regresaría sin dudarlo. «¡Por supuesto que volvería! Iría otra semanita para disfrutar de las excursiones y desconectar en plena naturaleza. Es especialmente recomendable alquilar un coche y perderse por los pueblos y las carreteras al borde del mar o del precipicio, depende de la altura a la que te encuentres. En cuanto a la gastronomía, no hay que dejar de probar las lapas. Tienen un fuerte sabor a mar, pero con ajo tienen su punto. Y si puedes alojarte en una quinta, que son las casas de campo portuguesas, también lo recomiendo. Yo encontré un hotel precioso, Quinta da Casa Branca, perfecto para darme un capricho». Sin embargo, antes de volver, quizá se esfuerce un poco más por lograr un sueño que tiene pendiente: «Ir a Costa Rica. Tengo en mente hacer un retiro de yoga bien largo allí, que por algo su eslogan es “Pura Vida”». Relax. Todo llega.

Guía

Hotel

Hotel Quinta da Casa Branca.

Dirección: Rua da Casa Branca, 7, Funchal, Madeira 9000-088, Portugal. Teléfono: +351 308 808 461. Precio medio: 163 - 450 €. Web: Quintacasabranca.com.

Restaurante
PLANKA

Dirección: Caminho Voltas 110B, Largo do Miranda, Funchal, Madeira 9060-039, Portugal. Teléfono: +351 291 633 008. Precio medio: 5 - 30 €.
Tipo de comida: portuguesa, europea, mediterránea. Web
Restaurante-planka.com.

Bodegas Blandy's

BLANDY'S

Se trata de una de las bodegas más emblemáticas de la capital de Madeira y hay tours organizados para visitarla. Está ubicada en un antiguo monasterio de franciscanos, comprado hace más de 200 años, en 1811, por el patriarca y creador de esta bodega –premiada en numerosas ocasiones–, el británico John Blandy. Web: Blandyswinelodge.com.

Últimas noticias