MENÚ
martes 25 septiembre 2018
14:54
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

Juan Rosell: «No podemos relajarnos y empezar a gastar lo que no tenemos»

«Yo digo, y algunos no me entienden, que los impuestos crean civilización y los impuestos excesivos la destruyen»

  • Jua Rosell, persidente de la CEOE
    Jua Rosell, persidente de la CEOE
Madrid.

Tiempo de lectura 8 min.

24 de agosto de 2018. 09:30h

Comentada
Por JESÚS MARTÍN/ Foto: CRISTINA BEJARANO.  Madrid. 24/8/2018

ETIQUETAS

Prefiere el mar a la montaña y es capaz de desconectar no solo en sus vacaciones veraniegas sino en los fines de semana de su condición de presidente de los empresarios españoles. Ve bien la marcha de la economía española, pero teme que alguien se piense que está todo hecho y se vuelva a empezar a gastar el dinero que «seguimos sin tener». Confía, sin embargo, que se pueda llegar al final de la Legislatura. Él dejará la CEOE en diciembre.

¿Cómo se va la economía española de vacaciones?

Se va bien. Llevamos unos meses muy buenos, tanto en PIB como en creación de empleo. Lo único que se está oscureciendo es el cumplimiento del déficit que teníamos comprometido.

¿Qué es mejor, crecer y crear empleo aunque no se cumpla el déficit o lo contrario?

Hay que crecer equilibradamente. Aunque lo que creo es que las empresas españolas siguen exportando bien y eso quiere decir que somos competitivos.

Pero, según las últimas previsiones, la contribución del sector exterior al PIB está restando crecimiento a la economía.

Es que llevamos unos años muy buenos.

¿Cuál es el peligro de unas décimas más en el déficit del ejercicio?

Que nos pensemos que aquí está todo hecho, nos relajemos y empecemos a gastar lo que no tenemos.

Da la sensación, viendo los Presupuestos presentados por Rajoy para 2018, como el avance del cuadro macroeconómico para 2019 de Pedro Sánchez, que aquí esta todo hecho.

Esa es la impresión que da. Que ya nos podemos relajar, empezar a gastar más y ser menos exigentes con el gasto público.

¿Tan importante es controlar el déficit?

Es importantísimo. Si crecemos como crecemos y creamos el empleo que creamos y no somos capaces de rebajar el déficit, ¿cómo lo vamos a hacer cuando el crecimiento se frene, los tipos de interés suban y los vientos favorables de la economía mundial se tuerzan?

Habrá tipos 0% hasta el verano, ¿un alivio?

Podíamos firmarlos para siempre. Comparados con los tipos que teníamos hace dos décadas, parecen los de «Alicia en el país de las maravillas».

¿Por qué el déficit es siempre la bestia negra de nuestra economía?

Ha habido ejercicios en los que la relajación fue absoluta. En 2009, pasamos de tres años de superávits a un déficit del 11% del PIB.

¿Era justificado?

Era no darse cuenta de cómo iba la economía. Los ingresos caían en picado: tanto el impuesto sobre sociedades, como el IVA, mientras por la vía del gasto nos manteníamos igual.

¿No tiene la sensación que desde 2015 no se ha hecho prácticamente nada?

Tanto como nada... Pero la relajación ha sido un hecho. Es muy difícil ser riguroso.

No sé si le he entendido bien. ¿No hemos hecho grandes sacrificios?

No, no los hemos hecho.El nivel de gasto antes de la crisis, durante la crisis y después de la crisis es prácticamente el mismo. Se ha reducido gasto en la inversión.

¿Por qué no se ahorra en el gasto?

Porque falta gestión. Los gastos públicos están en manos de gente donde la gestión no es su razón de ser. No tienen que rendir cuentas a accionistas, sino a políticos.

¿La llegada del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez ha elevado la tensión?

Es poco el tiempo que ha transcurrido. Pero la realidad es que la situación en Cataluña es ahora menos tensa. Ahora bien, en el momento en que se levanten las cartas volverá a tensionarse. Cataluña es un gravísimo problema para todos.

... Pero, ¿hay alguna fórmula mágica?

No hay ninguna. Habría que explicar mejor las cosas.

¿Llegamos a final de Legislatura?

Es lo que pretende el Gobierno actual. Lo que yo no sé es si con 84 diputados va a poder hacer muchas cosas. De 84 a 176 hay mucha distancia.

Sería deseable que se pudiera acabar la Legislatura.

Todo lo que sea tranquilidad... Los experimentos, cuanto menos, mejor.

Siempre hay que seguir con las reformas, pero no se han hecho tantas, ¿no?

Tampoco podemos decir que no se ha hecho ninguna.

Con el acuerdo laboral que se ha firmado recientemente ¿qué hemos adelantado?

Se han firmado convenios colectivos (hasta junio) al 1,60% y solo referidos a 2018, al 2,02%. A partir de aquí, lo que ponemos encima de la mesa para un posible acuerdo tripartito son una serie de temas de los que venimos hablando: absentismo, formación...

¿Es tan importante subir los salarios?

Yo creo que es importante, pero cuando se puede. Y para eso hay que tener beneficios.

¿Cómo va este año la actividad empresarial?

Este año va bien. Pero no podemos olvidar que existen muchas empresas pequeñas, las que facturan menos de 300.000 euros, que todavía tienen dificultades. El 95% de las que facturan más de 1.000 millones tiene bases imponibles positivas.

CEOE acaba de presentar un informe sobre tributación. ¿Pagan mucho?

Pagamos lo mismo que paga Europa: el 2,3% del PIB en el Impuesto sobre Sociedades. Pero donde estamos descaradamente por encima de la media europea es en cuanto a cotizaciones sociales. Somos los segundos de los grandes países europeos, solo por detrás de Francia. El conjunto de la tributación empresarial española está algo por encima de la media europea. Yo digo, y algunos no me entienden, que los impuestos crean civilización y los impuestos excesivos la destruyen.

Explíquese.

Cuando se pagan impuestos equilibrados es fantástico para todos: para el accionista, para el cliente, para el proveedor, para los trabajadores. Cuando los subes en exceso provocas que las empresas no sean rentables. Y si no lo son, cierran, y si cierran....

Las cotizaciones sociales es la eterna queja de los empresarios. ¿Por qué no se hace nada?

Lo que llamamos el «universo tributario» provoca que España esté entre los que más pagan de los grandes países europeos.

¿Qué se puede hacer y a cambio de qué?

Es muy sencillo. Hemos pedido siempre que se bajen y en este momento sería poco realista. El gran problema que tenemos es el déficit de la Seguridad Social, entre 1,5 y 2 puntos de PIB.

Si un trabajador gana 100, ¿cuánto más le cuesta con cotizaciones sociales al empleador?

Otro 36,35% más. Aquí se incluye lo que paga el trabajador en su nómina y lo que paga la empresa.

¿A qué ha obedecido el déficit de la Seguridad Social, al bajón de sueldos que ha provocado la crisis económica?

Si te cargas 3,5 millones de empleos, por poca cotización que haya te cargas una parte importante de la recaudación. Hemos recuperado el 70% y hace falta recuperar 1,5 millones de empleos más para volver a estar donde estábamos.

¿No tiene la sensación de que todos los gobiernos cargan la recaudación sobre los más de 16 millones de asalariados?

Los asalariados lo pagan todo. Si haces lo números, el que tiene una nómina no se puede escapar del IRPF. Hay otras fórmulas para eludir el fisco y una de ellas es la economía sumergida.

¿Cómo califica los planteamientos iniciales de los PGE 2019?

Hay declaraciones que se reducen a aumentar el gasto. Pero ¿por qué no subimos un 10% las pensiones a todo el mundo? ¿Quién estaría en contra? Cuesta 14.480 millones de euros. La pregunta es ¿cómo los ingresamos? A mí, lo que me gustaría ver es cómo vamos a sufragar todas esas partidas que hablan de más gasto. Porque el déficit no es un chicle. Y si te pasas, ahí está la Comisión Europea. No hay ninguno de ingresos.

Algo se habla de ingresos, de forma utópica, quizá, pero algo se dice.

Sí, pero no son planteamientos serios. Se habla de destopar las cotizaciones a la Seguridad Social. Si lo hacen, la gente va a buscar una solución. Puede haber deslocalizaciones de gente con salarios altos. Así de claro. A un problema, una solución. El tope de pago de cotizaciones es 45.000 euros. Si a partir de aquí lo destopas, una persona que gane 145.000, los 100.000 que pasan del tope tendrán que cotizar al 36% y eso son 36.000 euros. Vamos a ver qué empresas pueden aguantar ese incremento de gastos. En el caso del destope estamos hablando de una afectación de 1,45 millones de personas. Lo primero que tiene que preguntarse la Administración es cuántas personas cobran más de 45.000 y qué efectos produciría en los PGE el destope.

¿Porqué se lanzan mensajes tan alegremente a través de los medios?

Porque es lo más fácil.

¿Llegamos a 2020?

Solo faltaría.

Me refiero con el mismo Gobierno sin que haya elecciones anticipadas.

El Gobierno ha llegado para quedarse, creo yo.

¿QUÉ LLEVA EN LA MALETA?

Sigue jugando al tenis todas las semanas, «aunque tengo un par de hernias discales». En su maleta de vacaciones carga básicamente «libros, una raqueta, trajes de baño y unas bambas». Prefiere la playa a la montaña. «En la montaña hace mucho frío». Es de muy escasa vida social. «La mínima. Salgo muy poco»

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs