MENÚ
martes 13 noviembre 2018
22:13
Actualizado

Paul Beck o el rey Pablo I de los helenos

Ocupó la corona a mediados del siglo pasado, pero nunca fue un monarca más allá de la corte y el lujo

  • Su alias está relacionado con los orígenes de su familia, en Dinamarca. Beck, es una ciudad de dicho país
    Su alias está relacionado con los orígenes de su familia, en Dinamarca. Beck, es una ciudad de dicho país

Tiempo de lectura 4 min.

02 de agosto de 2018. 06:16h

Comentada
Amadeo-Martín Rey y Cabieses.  2/8/2018

La historia de la monarquía helena a partir del asesinato en 1913 del rey Jorge I de los Helenos, es una sucesión de abdicaciones, destierros y retornos. El entonces príncipe Pablo de Grecia y Dinamarca, luego rey Pablo I de los Helenos, y llamado «Palo» en familia, vio caer del trono a su padre Constantino I en 1917 y tomar la corona a su hermano, segundo hijo del anterior, Alejandro I, muerto por la mordedura de un mono en 1920. Constantino I recuperó entonces la corona aunque abdicó en 1922, momento en que le sucedió su hijo Jorge II. Tras le elección de Eleftherios Venizelos como primer ministro, el rey Jorge y la familia real fueron invitados a abandonar el país mientras el nuevo gobierno decidía sobre el futuro de la monarquía.

El rey Jorge II de los Helenos, aprovechando una visita a la familia real rumana, de la que procedía su esposa Isabel, abandonaron Grecia con el príncipe Pablo, y se establecieron en la corte de Bucarest. Cuando se proclamó la segunda república en Grecia, en abril de 1924, el entonces príncipe heredero Pablo se instaló en Italia, en casa de su madre y sus hermanas. Luego se trasladó a Londres. Allí trabajó durante un año como aprendiz de mecánico de aviones, usando el nombre de Paul Beck, en la fábrica Armstrong-Whitworth-Siddeley en Coventry, dedicada a la construcción de motores de coches y aviones y hasta donde se desplazaba en su pequeño Morris. El trabajo se lo ayudó a conseguir el infante Alfonso de Orleáns, llamado Ali en familia, hijo del Infante Antonio de Orleáns, duque de Galliera, y de la Infanta Eulalia. Le había conocido en los tiempos de exilio en Suiza y es conocido que Ali fue un famoso aviador. Como tal Paul Beck vivió diez meses en la localidad de Leamington, instalado en una habitación de una casa de Clarendon Square. Parte de su salario iba destinado a ayudar a su madre la reina Sofía. Quizá esa vida incógnita le impeliera a enamorarse de una chica en Inglaterra con la que quiso casarse, pero fue disuadido por su madre, subrayando su condición de príncipe heredero. Luego dejó Coventry por Londres.

Hasta la restauración de la monarquía en Grecia en 1935, vivió entre Inglaterra e Italia, donde pasaba temporadas en aquel cuartel general de la familia real griega que era la Villa Bobolina de Florencia, donde residió la reina Sofía de los Helenos hasta su fallecimiento en 1932. El plebiscito nacional de ese año de 1935 permitió la vuelta de la monarquía. Y tras la muerte de su hermano Jorge, «Paul Beck» se convirtió, el 1 de abril de 1947, en el rey Pablo I. Contrajo matrimonio con la princesa Federica de Hannover, llamada «Freddy» en familia, y de niña, «Richken», y fueron los padres, entre otros, de la reina Doña Sofía de España.

El uso del nombre de Beck tiene origen en el linaje paterno del rey Pablo. La familia real griega era de origen danés. El príncipe Guillermo de Dinamarca se convirtió en 1863 en el rey Jorge I de los Helenos, tras la caída del rey Otón I de Grecia. Beck es una ciudad de Dinamarca que da origen al título de duques de Beck o de Holstein-Beck, luego Schleswig-Holstein-Sonderburg-Beck. El rey Cristian IX de Dinamarca, padre de Jorge I de los Helenos, era el cuarto hijo varón del duque Guillermo de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Beck.

Últimas noticias