MENÚ
martes 13 noviembre 2018
23:17
Actualizado

Protégete del sol al hacer deporte

  • Protégete del sol al hacer deporte

Tiempo de lectura 2 min.

23 de agosto de 2018. 09:37h

Comentada
Por Darío Pescador/ autor de operaciontransformer.com.  23/8/2018

ETIQUETAS

Para domingueros: Cremas protectoras

Las cremas solares se clasifican por el factor de protección, SPF, un número que por lo general es 15, 30 o 50. El significado de este número no es lo «fuerte» que es la protección, sino una medida del tiempo que te protege de los rayos UVB, que son los que te queman y te ponen en riesgo de sufrir cáncer de piel. Por ejemplo, si la tuya tarda 20 minutos en quemarse sin protección, un factor 30 te protegerá durante 30 veces ese tiempo, es decir, 10 horas. No obstante, ten en cuenta que el agua o el roce pueden retirar la crema de tu piel y dejarla expuesta, por lo que tendrías que aplicar más. Con una sola vez, en estos casos, no bastaría.

Protégete del sol al hacer deporte
Para runners: cúbrete

Ponte tu camiseta por encima de la cabeza. ¿Ves la luz del sol? Puede que no te esté protegiendo de quemarte. Una camiseta blanca de algodón tiene un factor de protección 7, y si está mojada baja a 3. Lo mismo ocurre, por ejemplo, con las sombrillas que utilizas en la playa. Siempre que sea posible usa ropa diseñada para filtrar radiación UVB, especialmente en los deportes acuáticos como el surf, paddle board o esquí acuático. Si por el contrario sales a caminar, jugar al tenis, correr, o montar en bicicleta, una gorra o un sombrero pueden proteger tu cara y cuello de las quemaduras. Tampoco olvides las gafas de sol.

Protégete del sol al hacer deporte
Para nadar y bucear: Cuidado bajo el agua

Si nadas o buceas te puede dar la falsa impresión de estar protegido, ya que el agua refresca. Sin embargo, no protege de los rayos UVB ni por tanto de las quemaduras solares. Dependiendo de lo clara o turbulenta que esté el agua, necesitarías sumergirte bastantes metros para no recibir radiación alguna. Si buceas en verano y el agua es cálida, es una buena idea usar mallas protectoras para evitar las quemaduras submarinas. Para nadar largas distancias el consejo es el mismo si lo haces bajo el sol, ya que las cremas protectoras, incluso las resistentes al agua, terminan por disolverse y perder eficacia.

Protégete del sol al hacer deporte
Yoga y Pilates: Después del sol

Aunque ya conoces bien esos productos que se venden en muchos lugares como «after sun», lo mejor que puedes hacer después del sol es usar agua, tanto por dentro como por fuera, además de toda la que debes beber durante la práctica del deporte. Si has estado en la playa o al aire libre, entre el agua de mar y el sudor tendrás cristales de sal en la piel que pueden causar una deshidratación mayor. Toma una ducha de agua fresca, que además contribuirá a bajar la temperatura del cuerpo. Sigue bebiendo agua durante las horas siguientes para reponer la que has perdido por el sol. Recuerda que la mejor hidratación es la que viene de dentro.

Últimas noticias