Lifestyle

Lifestyle de... Laura Pausini

Laura Pausini empieza el año asentada en Madrid, a las puertas de la promoción de un nuevo álbum más melancólico que sus anteriores trabajos

Laura Pausini empieza el año asentada en Madrid, a las puertas de la promoción de un nuevo álbum más melancólico que sus anteriores trabajos

Publicidad

Laura Pausini empieza el año asentada en Madrid, a las puertas de la promoción de un nuevo álbum más melancólico que sus anteriores trabajos, donde pone voz a los relatos de quienes la aprecian. La artista italiana más popular en España también participa en ‘Factor X’ el ‘talent show’ que prepara Tele 5 junto a otros conocidos rostros. Fuerte, sensible, humilde, perseverante, agradecida, espontánea, cercana... Laura tiene una personalidad poliédrica que repasamos en su extensa trayectoria de 24 años para descubrir, más allá de los éxitos, alguna de las facetas de esta artista emocional llena de contradicciones.

¿Qué queda de esa Laura casi adolescente, que con 18 años de edad ganó el Festival de San Remo?Aún queda mucho de ella porque las raíces son fuertes. Esta fortaleza se la debo a mis padres a través de todas sus enseñanzas y disciplina. También a mi carácter fuerte que combina esas ganas de aprender, correr y no pararme, pero al mismo tiempo con miedos e incertidumbres. Evidentemente, la vida me ha enseñado a no ser tan frágil y tímida como en mis inicios. Ahora cuando me veo en televisión veo el reflejo de mi auténtico carácter de como solía ser en casa: un auténtico torbellino de palabras.

De hecho, ha sido una artista autodidacta. Su padre le contagió su pasión por la música...Sí, mi padre fue quien me empujó a dedicarme a la música. Yo quería ser arquitecta, pero empecé a cantar con él a los 8 años en el piano bar donde ejercía de músico. Para hacerle un homenaje participé a un concurso del que me inscribió y gané. Allí fue donde me descubrieron y luego ya asistí al Festival de San Remo y se abrieron todas las puertas. Explíqueme una lección valiosa que le haya enseñado. El consejo más grande que me ha dado es el que comparto ahora en los programas de televisión con jóvenes talentos.

¿Y en qué consiste? En no imitar a nadie y desarrollar un estilo propio que sea personal. La música tiene que expresar nuestra manera de ser, nuestro carácter. No puedes pretender ser otro. “Los imitadores” nunca llegan demasiado lejos... Hay muchos jóvenes que les da miedo ser diferentes o únicos porque quizás piensan que al parecerse a alguien de éxito les da protección o es una garantía de seguridad. No es así. Por ejemplo, si en el programa me aparece en mi equipo un chico con una voz que se parece mucho a David Bisbal no voy a tener reparos a decirle que me quedo con el original. Es muy importante inculcar a los jóvenes que sean ellos mismos.

Publicidad

Como juez de la nueva edición de ‘Factor X’ en Telecinco, ¿la veremos ejercer de ‘poli bueno’ o de ‘poli malo’? Creo que ejerceré los dos registros -se ríe-. En estos programas he aprendido que a veces ser tan gentil o permisiva no sirve de mucho a los concursantes. Es verdad que ser dura no va conmigo porque siempre busco la manera de arreglar los problemas, pero si alguien se burla de mí también me enojo mucho y no lo tolero. Normalmente me gusta instaurar una buena relación tratando de respetar sus caracteres y ser comprensiva porque son sus inicios en la música.

¿Por qué ha accedido en participar en este ‘talent show’ musical? No es la primera vez que la vemos en su faceta más didàctica... Exactamente. Además, siento que involucra mis emociones. También he aceptado participar en estos programas porque me dan libertad total a nivel musical y profesional. Nadie me ha dicho nunca lo que tengo que hacer.

Publicidad

¿Cómo está siendo su nueva estancia en España? Para mi es maravilloso regresar a España porque mi familia y yo estamos nos sentimos muy bien en Madrid. Muchas veces acepto trabajos porque están en lugares donde me siento como en casa. Si me dices donde vivo no tengo una ciudad fija, pero si ciudades donde es frecuente encontrarme. Realmente mi armario está entre Roma, Bolonia y Miami, pero me encuentro tan bien en Madrid que estoy pensando en comprarme un apartamento aquí también.

Entonces habrá armario también en Madrid...Quiero un armario fijo en Madrid, ¡por favor! -se ríe-. De hecho, siempre ha mantenido una relación muy próxima con nuestro país... Le debo mucho a tu tierra y una de las cosas que más me gustan de mi trabajo es que, más allá de los éxitos, he podido viajar, aprender idiomas y conocer culturas diferentes. Esto es algo que me llena de orgullo casi más que llegar al número 1 de las ventas. Es una satisfacción personal que me enriquece mucho. Recuerdo que cuando saqué mi primera canción ‘La Soledad’ en San Remo 1993 decidí grabar todo el disco en español porque veía que en España la versión italiana no estaba triunfando como en el resto de Europa. Fue entonces cuando me enamoré del idioma y decidí grabar el álbum entero. Desde entonces canto en italiano, pero también en español. Son idiomas hermanos y cuando interpreto las canciones ese mismo día las canto en los dos idiomas porque quiero que suenen exactamente igual.

Hábleme del nuevo trabajo que publicará en marzo. El sencillo se lanzó hace unos pocos días...El tema se llama ‘Nadie ha dicho’ y es una balada que habla sobra la ruptura en las relaciones. Muchas veces no es fácil encontrar las palabras exactas con las que decir adiós cuando las cosas no funcionan. Con este tema y con el álbum en general vuelvo un poco a la melancolía después de unos últimos trabajos más optimistas. Esta balada es muy emocional, muy Pausini, pero al mismo tiempo muy actual porque está realizada con los sonidos más modernos.

Cuénteme más detalles de este álbum emocional...¡Claro! Precisamente el disco se llama ‘Hazte sentir’ y me gusta mucho porque habla de sentimientos de una manera directa, pero delicada; sensual, pero también carnal. Es un trabajo que apela al momento de enfrontarte hacia los demás para decir quién eres. En este sentido, le digo a las personas que se muestren como son: que se expresen y afronten los sentimientos y que dejen de lado sus miedos. ¡Qué se liberen!

¿Y en qué se ha inspirado para poner voz a tantos sentimientos universales? ¿Habla por experiencia propia?El disco no es autobiográfico. Solo hay una canción basada en mí. En este álbum me puse a estudiar las cartas que me escriben mis fans y vi una oportunidad para poner voz a los sentimientos que expresan. Quería que mi voz fuera la voz de estas personas que explican sus propias vivencias. Me siento como una actriz que interpreta las voces de estas cartas tan emocionales de personas que expresan tanto cariño conmigo de forma tan respetuosa. ¡Amo esa fidelidad!

Repasemos sus cifras: 70 millones de discos vendidos, más de 80 premios recibidos, 24 años de carrera... ¿Cómo sobrellevar todo este recorrido? Ante todo, es importante darse cuenta que todos son números y hoy no es ayer ni mañana. Hay que aprender a gestionar el éxito y yo he tenido la suerte de saberlo cultivar contando con el apoyo de mi familia. Como te decía al principio, las raíces son fuertes. Ellos me han enseñado a gestionar el éxito siendo disciplinada y trabajadora. Algo soñadora como mi padre, pero tocando los pies al suelo, como mi madre. ¡Le debo mucho a mi familia!

Publicidad

Más allá del trabajo y la disciplina, ¿cree en la suerte? Sí. Hay muchísimos artistas que cantan bien y no han tenido nunca éxito y otros que fueron exitosos en su día y poco a poco han desaparecido del mapa. La voluntad, la disciplina, el trabajo duro, la inteligencia... son valores muy importantes que determinan el triunfo, pero puedes tener todas esas calidades y no tener la suerte de tu lado. Yo me considero una artista con suerte y es importante reconocerla para trabajarla y saber mantenerla de tu lado. No hay que avergonzarse de reconocer la fortuna.

¿Cómo evita que la fama se le suba a la cabeza? Teniendo una actitud humilde y de agradecimiento por lo que tienes. Es verdad que nuestro trabajo nos pone en contacto directo con las personas y que apelas a sus sentimientos, pero no nos engañemos: solo abrimos la boca y cantamos. No hemos inventado la cura contra el cáncer ni nada de eso que es realmente vital para la humanidad. No somos necesarios, digámoslo así.

¿Cómo es Laura Pausini en su lado más íntimo? Soy muy similar de lo que ven en el escenario o en la televisión. Soy una persona con muchas contradicciones que forman mi carácter: soy melancólica y alegre. Me gusta la simpleza, pero no hago nada simple. Adoro mi familia y amo el calor de mi hogar como refugio, pero no me escondo en ninguna parte.

Confíeseme un sitio especial en Madrid... Me encanta pasear por las calles de Madrid con mi familia. Especialmente, le tenemos apego a un carrusel que hay cercano a la Puerta de Alcalá. Allí está ‘Gigetto’, el caballo de Paola. ¡Siempre vamos allí!

¿Le gustaría que Paola siguiera sus pasos? -Laura respira profundamente dibujando una sonrisa- ¡Qué lástima que no puedas expresar este suspiro en papel! Refleja toda la respuesta que necesitas...

1. No falta en su armario... Una camiseta negra de manga larga

2. El perfume al que siempre vuelve... ‘Chinatown’ de Bond Nº 9

3. No falta en su bolsillo... El móvil y la cartera

4. Una sencilla técnica de relajación... Si la conoces, ¡dímela!

5. Su accesorio imprescindible... Los zapatos de tacón

6. En el coche, confort o deportividad... Confort

7. Un paraíso para perderse... La camita de Paola

8. Su plato con estrella Michelin.... Una pizza Margarita

9. Qué bebe en su momento coctel... No bebo

10. Analógico o digital... Lógicamente digital

Fotografía: Julian Hargreaves

Estilismo: Francesco Federico

Peluquería y maquillaje: Marco Terzulli para Chanel