LIFESTYLE D. Hoy
  • Luis Cobos: “Intento que la profesión no me aleje de la vocación”
    /

Luis Cobos: “Intento que la profesión no me aleje de la vocación”

El prestigioso director de orquesta acaba de lanzar ‘¡Va por México’, su último álbum

Más de 100 discos de platino, más de 15 millones de ejemplares vendidos y más de 500 temas compuestos resumen la fructífera y brillante trayectoria profesional de Luis Cobos. El reconocido compositor y director de orquesta acaba de lanzar su vigésimo disco, ‘¡Va por México!’, que incluye 11 temas. En él rinde homenaje a un país con el que mantiene un gran vínculo.

¿Qué tiene de especial México para que le haya dedicado su último disco?

Es un país que me ha dado mucho, en el que he vivido varias temporadas, y mi vínculo con él ya viene de muy lejos. Hace más de 3 décadas saqué un disco de rancheras llamado Mexicano.

¿Qué incluye este nuevo disco?

Es un maridaje entre los mariachis y la orquesta sinfónica, un disco de mestizaje en el que la orquesta ha seguido al mariachi, y no al revés, como podría pensarse. En el fondo, el mariachi es una reducción de una orquesta, ya que incluye cuerdas, trompetas, metal, percusión y armonía, voz y coros de apoyo. He obviado los boleros y otros géneros y hay música instrumental tocada y cantada.

Tras él, ¿habrá gira?

Sí, calculo que empezará en abril o mayo. Además de actuar en España y México, lo haré en varios países europeos, y también en Estados Unidos.

Echemos la vista atrás y recuperemos al Luis que tenía 12 años e hizo su primera composición. ¿Qué queda de él?

La ilusión y el interés por hacer cosas. Y, si pienso en el Luis de 5 años, recuerdo que mi abuelo me dijo que no intentara hacer solo lo que me gustaba, porque tendría una vida frustrante. He seguido esas instrucciones sin saberlo, y me ha funcionado.

Lo que también funcionó con gran éxito fue 'Conexión', el grupo que formó en la década de los 70. ¿Qué recuerdos tiene de él?

'Conexión' me dio la oportunidad de mostrar mi capacidad como compositor e instrumentador. Guardo muy buen recuerdo. Fue un grupo muy exitoso e incluso editamos un disco en Canadá. Y, como grupo, existía algo muy importante: primaba la vocación sobre la profesión. Ahora intento que la profesión no me aleje de la vocación.

Una profesión en la que ha cosechado grandes éxitos. Las cifras hablan por sí solas: más de 100 discos de platino, más de 15 millones de ejemplares vendidos y más de 500 temas compuestos.

Al final, es trabajo, dedicación e ilusión, que aún sigo conservando, y suerte. De esto último he tenido bastante y el público me ha avalado.

Ha trabajado con artistas de renombre como Julio Iglesias o Plácido Domingo.

Sí, y también con muchos otros, como Ana Belen, Isabel Pantoja o Mecano. He aprendido mucho de todos ellos y ha sido muy enriquecedor. Con todos mantengo una buena amistad y cierto contacto. He de reconocer que tengo una especial admiración por Plácido Domingo. Es un ser magnífico, con una capacidad y un valor artístico increíbles.

Para acabar, ¿qué le pide al 2019?

Que me siga tratando con cuidado y dedicación, como hasta ahora. También le pido a los medios que me sigan tratando bien y me permitan seguir comunicándome con el público.