Manolo Blahník, el arte del zapato

Tiempo de lectura 2 min.

01 de febrero de 2018. 10:01h

Comentada
Patricia Poncini 1/2/2018

Los zapatos de Manolo Blahník son mundialmente conocidos por su estilo inimitable, creados con un lenguaje propio y una calidad excepcional. Los rasgos principales de su

estilo son el virtuosismo técnico, la meticulosidad y fineza en los detalles, su dominio del color y una imaginación fascinante, a lo que se une una técnica muy depurada.

Nacido en 1942 en la isla de La Palma, en las Islas Canarias, se convirtió en árbitro internacional de la moda gracias a su talento innato y persistencia, pero también con ayuda de la suerte, como él mismo explica. Al comienzo de su carrera, Diana Vreeland, la célebre directora de la revista Vogue en Estados Unidos, le aconsejó centrarse en la creación de zapatos de mujer. Esta recomendación selló su destino.

Para comprender la técnica de la realización del zapato, Blahník estudió por sí mismo los materiales y trabajó en fábricas donde obtuvo la experiencia necesaria para todo proceso de creación. Todas las fases de fabricación de los zapatos de Blahník son manuales, por lo que poco más de un centenar de pares se fabrican cada día. Ha trabajado con los más conocidos nombres de la moda: Ossie Clark, Yves Saint Laurent, John Galliano para Dior y Oscar de la Renta.

Blahník ha sido descrito como uno de los más famosos diseñadores contemporáneos de zapatos, algo que demuestran los numerosos premios y reconocimientos que le han sido otorgados, incluido el título honorario de la Orden del Imperio Británico (Commander of the British Empire) en 2007, el Premio Nacional de Diseño de Moda otorgado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España en 2012 y en 2015 el Couture Council Award for Artistry of Fashion. En 2003,

Manolo Blahník fue el primer diseñador de zapatos al que se le dedicó una exposición monográfica en el Museo del Diseño de Londres.

Esta exposición recoge en el Museo Nacional de Artes Decorativas de Madrid, un recorrido por las creaciones más significativas de este autor a lo

largo de más de 45 años. La muestra está dividida en nueve áreas centradas en temas y obsesiones recurrentes: Manolo Blahník y su taller, Arte y Arquitectura, Botánica, Geografía, Marie-Antoinette, Bajo la Luna, Obsesiones, Gala y Vogue, permitiendo una compresión global del desarrollo de este creador. La exposición explora el zapato más allá de la moda, entendido como un objeto con personalidad propia que trasciende la mera funcionalidad para acercarse, en muchas ocasiones, al arte.

Últimas noticias