LIFESTYLE D. Hoy
  • Karl Lagerfeld
    Karl Lagerfeld /

    Tony Gutierrez / AP

Karl superstar por Juan Avellaneda

Genio, icono, mito y leyenda, siempre serás historia y, sin duda, una superestrella

¡Sigo en shock! Cuando mi pareja me ha enviado un “Karl acaba de morir” ha sido como si las luces de le Sept, uno de los clubes parisinos de los 70 que Karl frecuentaba y que cuando a nivel creativo tengo dudas me traslado mentalmente, se apagaran para siempre. Pensé nunca sucedería algo así, el Kaiser, como se le conocía en el mundo de la moda, era como un Dios, alguien omnipresente y no podía morir. ¡Joder, no puede ser, Karl es inmortal! Es imposible que un talento así nos deje, no es posible que la persona que reinventó y salvó Chanel creando unos códigos únicos, que también trabajó para Fendi, creara su propia firma, hiciera mil colaboraciones y trabajara 35 horas al día para crear belleza, haya muerto. No puede ser verdad, que un maestro para muchos de nosotros, modisto, fotógrafo, estilista, creador polifacético, hombre orquesta y escenógrafo tanto para su vida artística como real, haya dicho adiós.

Gracias Karl, por demostrarme que ser diseñador no es estar todo el día en un taller, sino que hay que “perder el tiempo”, reinventarse cada día, sentirse solo muchas veces al día mientras tus fantasmas personales están contigo y que la creatividad va más allá. Que la creatividad siendo diseñador no debe ceñirse solo a crear ropa, y que sin complejos, puedes ser mucho más polifacético. Puedes ser mucho más creativo, jugando con otro campo, siempre con la pasión y la dedicación como bandera. Hay que divertirse y hacer lo que te de la gana, creativamente hablando. Gracias por demostrarme que uno puede ser como quiere ser y no como se supone que el resto quieren que seas.

Genio, icono, mito y leyenda, siempre serás historia y, sin duda, una superestrella. Y sí Karl, estoy contigo, ¡llevar chándal es una mierda!