• 1

Manolo Blahník expone sus «Manolos» en Madrid

El Museo Nacional de Artes Decorativas acoge desde hoy la retrospectiva «El arte del zapato»

  • El diseñador Manolo Blahník
    El diseñador Manolo Blahník

Tiempo de lectura 4 min.

27 de noviembre de 2017. 17:00h

Comentada
Elena Barrios 27/11/2017

Manolo Blahník es sinónimo de elegancia y moda. La exposición “Manolo Blahník: el arte del zapato” abre sus puertas hoy en Madrid en el Museo Nacional de Artes Decorativas, en colaboración con Vogue España. Tras pasar por el Palazzo Morando de Milán, el Hermitage en San Petersburgo y el Museo Kampa en Praga, llega a España, “una parada obligada sin la cual no tendría sentido esta exhibición. Es la más emotiva de todas”, según afirma en rueda de prensa el propio diseñador. Después, pondrá rumbo hacia su destino final: el Museo Bata Shoe de Toronto. “El objetivo era que la riqueza, la complejidad y la creatividad de Manolo Blahník tuviera en su país la mejor representación posible”, recalca Eugenia de la Torrente, directora de Vogue España.

Los zapatos del modisto canario son mundialmente conocidos por su estilo inimitable, creados con un lenguaje propio y una calidad excepcional. Virtuosismo técnico, meticulosidad, fineza en los detalles y dominio del color, son algunos de sus rasgos principales. “Blahník es un mito incuestionable, apasionado creador, fantástico narrador y artista extraordinario. Es una leyenda viva del talento español. Esta exposición está planteada como un recorrido colorido por su universo y es una oportunidad única para entender el zapato más allá de la moda, como un objeto con personalidad propia que trasciende su mera funcionalidad para acercarse al arte”, añade De la Torriente.

El “rey de los zapatos” como le bautizó la top de los 90 Naomi Campbell ha trabajado con los nombres más conocidos del mundo de la moda. Desde Ossei Clark, a Yves Saint Laurent, John Galliano para Dior y Oscar de la Renta, entre otros. En la muestra madrileña, que además conmemora los 45 años de la creación de esta marca de zapatos, se puede disfrutar de hasta 212 zapatos, todos de la talla 37, y 80 dibujos originales pertenecientes a un archivo privado de más de 30.000 piezas del genial diseñador. Una retrospectiva que pretende ser un reflejo de su obra, capturando el ADN de su diseño a través de sus obsesiones e inspiraciones: la arquitectura, el arte, la botánica, la literatura, el cine, el siglo XVIII, Italia, Rusia y otras influencias.

“Es un hombre que tiene duende. Un hombre que cogió un lápiz antes de saber andar. Una persona siempre curiosa con el mundo que le rodea, con una mente activa e incansable. En cada estilo intenta ofrecer lo que considera la esencia de la elegancia, la feminidad y la belleza. Sus zapatos son fruto de sus pasiones y su amor por la vida”, asegura Cristina Carrillo de Albornoz, comisaria de la muestra.

A la hora de crear un zapato siempre tengo en cuenta tres cosas que para mí son fundamentales: su construcción, su diseño y la fusión de materiales. Me considero un dibujante de zapatos o quizá un artesano aunque también tengo algo de arquitecto, para hacer un buen tacón hay que serlo”, puntualiza el modisto canario. En cuanto al proceso de creación “comienza en un papel plasmando el modelo que he ideado.

Después lo esculpo en madera y de ahí surge un molde en plástico donde pinto, recorto y mezclo colores y materiales, sin tener en cuenta las tendencias de la moda. Huyo de la globalización, en este sentido auguro un gran futuro a una joven promesa que acabo de conocer, un tal Palomo -en referencia a Palomo Spain, claro es´ta”, apunta. “Lo que me interesa es que mis zapatos estén bien hechos y que tengan personalidad propia, que los reconozcas en cuanto los veas”.

La exposición de Blahník, uno de los mejores embajadores de la cultura española en el mundo, es ante todo un alegato en defensa del artesanado.

Últimas noticias