• Virginie Viard, la sucesora de Karl Lagerfeld
    /

    Christophe Ena / AP

Virginie Viard, la sucesora de Karl Lagerfeld

La diseñadora francesa se convertirá en la nueva directora creativa de la marca tal y como han comunicado portavoces oficiales de Chanel después del fallecimiento de Lagerfeld

A dos semanas del próximo desfile de la marca y después de conocerse el fallecimiento de Karl Lagerfeld, la pregunta es clara. ¿Quién relevará al insustituible diseñador alemán? Pues cumpliendo con los pronósticos, la elegida ha sido Virginie Viard, mano derecha de Lagerfeld durante los últimos 30 años.

¿Quién podría reemplazar al káiser? “Yo soy inmortal. Esa pregunta es innecesaria”, respondía en una entrevista a 'Paris Match' ahondado en su condición de genio eterno. Y no le faltaba razón, encontramos los diez motivos que nos han ayudado a entender su longevidad gobernando la pasarela. La directora del estudio y número dos del recién fallecido Karl Lagerfeld, Virginie Viard, se ha puesto a partir de este martes al frente de la firma más histórica de Francia, emblema por excelencia del estilo parisiense.

"Detrás de todo gran hombre, hay una gran mujer". La manida frase que ha acompañado a tantos poderosos se cumple en este caso con el hasta hace poco desconocido rostro de la francesa, que entró a la casa como becaria en 1987. Viard ha estado en Chanel desde entonces, salvo un breve pasaje por Chloé cuando esta estaba también dirigida por el "káiser".

"Cuando la vi por primera vez, sentí enseguida que hablábamos el mismo idioma", dijo Lagerfeld en la revista Madame Figaro sobre la persona que le sirvió de "intérprete".

Como directora de estudio, la francesa se ha encargado de trasladar al equipo sus órdenes, que llegaban en forma de elegantes bocetos.

"Cuando él dice: 'Mmmm', yo le pregunto: ¿esto no le gusta, verdad?", señalaba en 2012 en una entrevista en Libération, donde confiaba sentirse satisfecha en este rol que consistía, según explicó, en ayudar al diseñador "quitándole la carga de las cosas aburridas".

Viard es la respuesta a quienes se preguntaban cómo un solo hombre podía trabajar en doce colecciones a la vez (ocho en Chanel y cuatro en Fendi). Desde que ocupó el puesto de directora del estudio en 1997, ella debía supervisar el taller y transmitirle lo que sucedía mediante continuos mensajes de texto.

Nacida en el seno de una familia de fabricantes y comerciantes de textiles, Viard, que según dijo Chanel a EFE tiene "cincuenta y pocos años", dio sus primeros pasos en el vestuario de cine antes de empezar a trabajar con Lagerfeld, amigo de sus padres.

Han sido 31 años a su lado y 25 en Chanel. La mano derecha de Karl Lagerfeld llegó a la casa en 1987, jovencísima, para ayudar con los bordados de alta costura. Y ya no se separó del alemán, al que incluso acompañó durante un lustro en Chloé. A su vuelta fue ganando responsabilidad en Chanel y, desde el principio de siglo, es una de las fuerzas que mueven la moda desde la sombra. Madre de un hijo de 23 años, domina el estudio de la parisiense Rue Cambon con un discurso que escasea en la industria, tan franco y directo como el mono oscuro que hoy viste.

"Creo que Coco estaría muy contenta. Me parece que le encantaría ver a mujeres fuertes como Geraldine Chaplin o Kristen Stewart asociadas a su nombre. Karl y yo tenemos gustos distintos, pero eso es bueno. Él me conoce muy bien, y yo también. Sabe que haré lo mejor para la marca y para él. Nunca dejaría que mi sensibilidad o mis preferencias interfirieran. Somos muy distintos. Karl es muy creativo. Yo tengo buen gusto y soy una buena estilista. Sé cómo mezclar su ropa y tengo una buena energía. Pero no me considero creativa", dijo Virginie Vlard hace un año en una entrevista a Vogue España.

Ahora, el estilo rockero pero romántico de Viard, amante de las camisetas "vintage" setenteras y los zapatos planos, de los diseños minimalistas de Martin Margiela o Comme des Garçons, promete una continuidad renovada y un cambio anhelado por muchos.

Virginie Viard, la sucesora de Karl Lagerfeld

Chanel