208 personas mueren por intentar alcanzar España en el primer semestre de 2016

La Razón
La RazónLa Razón

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha) denuncia que en este semestre han muerto más de 200 personas intentando llegar a España, superándose ya el total de muertos y desaparecidos de 2015. «En concreto se ha producido un notable incremento de éstos», señala la entidad a través de un comunicado en el que destaca que, según el seguimiento que realizan desde la asociación, entre enero y junio de 2016 perdieron la vida «208 personas» y «sólo se pudieron recuperar 21 cadáveres».

«A los que se suma –añaden– el naufragio producido días atrás entre Ceuta y Castillejos en Marruecos».

En el conjunto de 2015, de acuerdo al Informe sobre Derechos Humanos en la Frontera Sur de la Apdha, «fueron 195 las personas muertas o desaparecidas de las que se llegaron a recuperar 64 cadáveres».

«Ciertamente esta cifra de personas muertas y desaparecidas intentando llegar a España parecerá minúscula frente al inmenso drama que este semestre se ha llevado la vida de 2.954 personas en el Mediterráneo central y en el Egeo», apuntan desde la Apdha, pero «sigue siendo moralmente intolerable para un país democrático y respetuoso de los derechos humanos», matizan.

La asociación recuerda que la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha señalado que 2.954 personas han fallecido en el Mediterráneo en lo que va de año 2016, una cifra próxima a las que murieron en todo el año 2015, 3.770 personas, de acuerdo a los datos aportados por la misma fuente.

Para esta organización resulta «absolutamente insoportable desde cualquier punto de vista humano mínimamente sensible y democrático la inmensa tragedia que ha convertido el Mediterráneo en una enorme fosa común». Avisa además de que «no se lanzan ya mensajes de solidaridad ni se derraman lamentos y lágrimas desde las instituciones europeas ante este drama de proporciones bíblicas que han generado». Es más, para Apdha, la propia opinión pública «parece haber perdido interés en el tema, acosada por el Brexit, el golpe en Turquía, el cada vez más imparable ascenso de la ultraderecha en toda Europa, los atentados terroristas o la incertidumbre y descomposición que se están produciendo en la propia Unión Europea (UE)».