MENÚ
domingo 23 septiembre 2018
03:01
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Así llegan los partidos al adelanto electoral en Andalucía

La primera cita en las urnas será mucho más que una batalla en clave regional. Los cuatro grandes líderes se enfrentan a su primera prueba

  • Susana Díaz, Juanma Moreno, Teresa Rodríguez y Juan Marín
    Susana Díaz, Juanma Moreno, Teresa Rodríguez y Juan Marín

Tiempo de lectura 5 min.

06 de septiembre de 2018. 06:03h

Comentada
Noelia Acedo .  6/9/2018

► PSOE: Díaz busca reivindicarse frente a Sánchez

Para la presidenta andaluza y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, los próximos comicios autonómicos son cruciales. Llegará a ellos tras haberse volcado en el Gobierno regional después del fiasco que supuso su intento de disputarle la Secretaría General del partido al actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y de que la oposición le haya acusado de gastar media legislatura en «batallas partidistas».

«A ver qué tal tú»

Sin logros de calado en la gestión más allá de su «medida estrella» de las matrículas universitarias gratis para los aprobados con independencia de la renta familiar y de la baza de haber mantenido la estabilidad durante más de tres años en tiempos convulsos, Díaz se enfrentará a las urnas con un reto: demostrar que la comunidad sigue siendo el principal granero de votos del PSOE. «Y, sobre todo, el de poder decirle a Sánchez: ‘He cumplido, a ver qué tal tú’», apuntan fuentes socialistas, que matizan que ello «sería si finalmente no coinciden las autonómicas y las generales», una posibilidad no descartada del todo en el PSOE. Los socialistas andaluces son optimistas. Se agarran a las encuestas y sondeos que manejan para soportar esa positividad. Pero lo cierto es que está por ver si logran frenar la pérdida de diputados y votos que empezó en 2012 cuando, con José Antonio Griñán a la cabeza, el PSOE-A obtuvo 47 parlamentarios frente a los 50 del PP-A de Javier Arenas, y que se repitieron en 2015, ya con Díaz a los mandos, aunque con menos sufragios.

► PP: Efecto Casado o cómo frenar el «sorpasso»

El presidente de los populares andaluces, Juanma Moreno, tiene una meta titánica compartida por toda su organización: lograr que en Andalucía se dé de una vez en democracia la alternancia política, pese a todas las derrotas y las metamorfosis. Pero tiene otra más: evitar el «sorpasso» de Ciudadanos y no bajar de los 33 diputados con los que cuentan. Una amenaza que ha pasado del ala izquierda a la derecha. El desalojo sorpresivo de Rajoy de La Moncloa el pasado junio provocó una catarata de cambios en el partido alrededor de unas primarias que llevaron al PP-A de anotarse un triunfo a una frustrante derrota. Venció en la primera vuelta la candidatura de la ex vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, a la que apoyaron sin disimulos y «desde la reflexión serena», pero acabó resultando elegido Pablo Casado. Fuentes del partido admiten que «este proceso electoral ha sacado a relucir» las brechas en una formación que «lleva años sin ser compacta». Con todo, según las encuestas, la entrada en escena de Casado, podría sumar a la hora de levantar el muro de contención que buscan contra los naranjas.

El candidato heredado

El líder del partido se afana en las últimas semanas en respaldar a Moreno. Está dispuesto a empujar para que la generación de andaluces que «no ha vivido otro Gobierno que no sea el PSOE-A en la Junta» lo conozca. Si los resultados electorales son malos, siempre podrá rearmar recuerdos y argumentar que en realidad Moreno no era su candidato.

► Ciudadanos: El gran test tras el bajón en las encuestas

Tras la urgencia que parece haberle entrado a Ciudadanos en los últimos días por romper el acuerdo de legislatura con el PSOE-A hay quien ve una preocupación: «Temen que el nuevo PP de Casado recupere el terreno del voto conservador con el que creían haberse hecho a cuenta del desgaste que ha sufrido por los procesos judiciales en los que se ha visto inmerso», explican a LA RAZÓN fuentes cercanas.

Superar los 9 diputados

El máximo dirigente de Cs, Albert Rivera, y la ganadora de las elecciones en Cataluña, Inés Arrimadas, ya han evidenciado su intención de involucrarse en la campaña electoral en una comunidad cuyo candidato es Juan Marín, reelegido en una suerte de primarias «de salón» que se resolvieron en un proceso exprés. El partido parece haber quedado además desdibujado tras la llegada al poder de un Sánchez con el que en su día Rivera firmó un acuerdo considerado hoy como una sombra. Marín y el resto tendrán que encarar una crítica que se prevé constante hasta que se desempolven las urnas, sea cuando sea: han sostenido al partido de Díaz durante más de tres años en San Telmo sin «ponerles en un solo aprieto real», apuntan desde el resto de fuerzas. Y anotan una idea: «Los incumplimientos de regeneración a los que aluden ahora para alejarse del PSOE no se pueden encarar ni en los meses que restaban de legislatura si no hay adelanto, porque necesitan de la reforma del Estatuto». «Por lo que –rematan– es lo que parece: hay nervios electorales». Todo lo que sea no superar los 9 diputados actuales será un fracaso.

► Podemos-IU: Popurrí anti-Iglesias aún sin definir

Las próximas elecciones autonómicas serán un test para medir los resultados de un experimento: la confluencia de varias formaciones políticas:Podemos Andalucía, IULV-CA, Equo, Izquierda Andalucista y Primavera Andaluza. Esa amalgama ha provocado tensiones entre la dirección autonómica de Podemos, que encarna Teresa Rodríguez, y la nacional, que capitanea Pablo Iglesias, a cuenta de cuestiones como el nombre que aparecerá en la papeleta que los potenciales electores tienen que identificar y depositar en las urnas. La suma ha provocado también que sean los únicos que aún no tienen ni candidato a la Presidencia de la Junta. De hecho, la formación morada e IU negocian ahora listas conjuntas a las primarias de «Adelante Andalucía» para tener tanto éstas como su apuesta de cabeza de cartel antes del domingo. Sin embargo, el candidato y sus acompañantes definitivos no se proclamarán hasta el 2 de octubre. En ese panorama, Teresa Rodríguez anunció ayer a través de las redes sociales que está embarazada del que será su primer hijo con el alcalde de Cádiz, José María González «Kichi», con lo que, de adelantarse las elecciones, afrontaría la campaña embarazada, como ya hiciera en 2015 la actual presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz.

Un experimento conjunto

En la actualidad, los dos únicos partidos de Marea Andaluza que cuentan con representación parlamentaria son IULV-CA y Podemos, el primero con cinco diputados y el segundo con quince. Habrá que esperar para ver cuántos consiguen engarzados.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs