CSIF denuncia «enchufes» en la Agencia de Medio Ambiente

Unos 300 trabajadores mantienen un encierro en la sede del PSOE de Granada.

El sindicato CSIF denunció ayer que la Junta prevé colocar a personas afines al bipartito en cargos directivos de la Agencia de Medio Ambiente y Agua (Amaya), al mismo tiempo que plantea recortes de hasta el 25 por ciento en la plantilla. Precisamente, unos 300 trabajadores mantienen un encierro en la sede del PSOE de Granada. Estos empleados, que celebraron una asamblea durante la tarde, estudian un calendario de movilizaciones para protestar por estas incorporaciones y por los «constantes» recortes que se han ido aplicando.

Según el sindicato, la gerencia de Amaya incorporará en Málaga a una persona vinculada al Gobierno andaluz y estudia repetir la acción en Córdoba. CSIF vincula el proyecto de recortes con el cese del director gerente de la Agencia, Francisco Mora, y asegura que el cambio en la dirección se produjo por su negativa a asumir nuevos recortes salariales.

El presidente del comité de empresa, Emilio del Río, alertó de que la dirección de Amaya pretende reducir el tiempo de contratación anual en tres meses, a lo que sumarán una reducción del tiempo de trabajo diario de un 8 por ciento. Los trabajadores incidieron en que los recortes se centrarán en los trabajadores del Infoca, el dispositivo centrado en la prevención y extinción de incendios, que verán recortados tanto sus salarios como sus meses de trabajo en una estrategia que temen que conduzca a la privatización de este servicio. Por otro lado, la parlamentaria de IU María del Carmen Pérez –precisamente el partido que sostiene al Gobierno andaluz– reclamó a la Junta que «no toque el salario de los empleados», después de varias reuniones con sus enlaces sindicales. También reprochó a la Junta que no escucha las propuestas de la plantilla para reducir gastos. La agencia cuenta con más de 5.100 trabajadores en Andalucía.