MENÚ
miércoles 16 octubre 2019
01:07
Actualizado

¿Cuántos empleados públicos hay?

El 15,3% de los ocupados en Andalucía trabajan para el sector público, mientras que la media nacional está en el 13,2%

  • El 51,4% de los empleados públicos que trabajan en Andalucía lo hacen para la administración regional / Foto: Manuel Olmedo
    El 51,4% de los empleados públicos que trabajan en Andalucía lo hacen para la administración regional / Foto: Manuel Olmedo

Tiempo de lectura 4 min.

26 de mayo de 2019. 21:16h

Comentada
José Manuel Cansino 27/5/2019

A pesar de que la digitalización de muchas tareas está provocando despidos en sectores económicos punteros como la banca, la administración pública digital no sólo no está conllevando una reducción sino un aumento del personal a su servicio. Entre enero y Julio de 2018, último dato disponible, el incremento del personal al servicio del conjunto de las Administraciones Públicas (AAPP) fue de un 0,86%. El número total es de 2.583.494 personas que se reparten desigualmente por administraciones pero, principalmente, se concentran en la administración autonómica. Este es el reparto: Administración Pública Estatal, 512.577; Administración de las comunidades autónomas, 1.340.939; Administración Local, 572.867 y Universidades, 157.111. Esta última administración es la que más creció entre enero y Julio de 2018 (un 3,21%).

Los datos están tomados del “Boletín Estadístico del personal al servicio de las Administraciones Públicas” que tiene como objetivo presentar la información que facilite el conocimiento de los efectivos al servicio de las distintas Administraciones Públicas. Según su propia web, el boletín comenzó a publicarse en 1990, tiene carácter semestral y es elaborado por el Registro Central de Personal. Se incluye el personal que presta servicio en la Administración Pública Estatal (Administración General del Estado, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Fuerzas Armadas, Administración de Justicia y Entidades Públicas Empresariales y Organismos Públicos con régimen específico); las Administraciones de las Comunidades Autónomas; la Administración Local (Ayuntamientos, Diputaciones, Cabildos y Consejos Insulares) y las Universidades.

La crisis económica parece que también quedó atrás vista desde el ángulo de la contratación de personal. El pico máximo de personas trabajando para las administraciones públicas durante el periodo 2002-2018 se alcanzó en el año 2010 con 2.696.028, una cifra que estamos a punto de recuperar.

La distribución territorial del personal al servicio de la Administración puede llevar a conclusiones engañosas pues hay que descontar los efectos capitalidad y la mayor presencia en los territorios extra peninsulares. Aun así hay datos muy llamativos. Uno de ellos es el vaciamiento de la Administración estatal en Cataluña. Si se compara el personal al servicio de la Administración del Estado con el conjunto de empleados públicos, en Cataluña la presencia estatal es de sólo el 7,9%, muy por debajo de la media nacional; 19,5%.

En regiones como Andalucía con un gobierno monocolor durante casi cuatro décadas, el sobredimensionamiento de la administración autonómica ha sido una preocupación compartida no sólo en los tres partidos que propiciaron el cambio, PP, Cs y VOX sino también en la marca electoral de Podemos en Andalucía. El 51,4% de los empleados públicos que trabajan en Andalucía lo hacen para la administración regional. El dato está ligeramente por debajo de la media que el empleo de la administración autonómica representa sobre el empleo público total (51,9 %) pero podría verse afectado por las auditorías encargadas por el nuevo gobierno autonómico. Estas auditorías (fueron un total de doce) pusieron de manifiesto que en doce entes instrumentales de la Junta en los que trabajan 9.461 personas, sólo 498 eran funcionarios.

Sin embargo, si el peso del empleo público en Andalucía se mide respecto del número total de trabajadores ocupados resulta que el 15,3% de los ocupados trabajan para el sector público mientras que la media nacional está en el 13,2%. Al margen de las ciudades de Ceuta y Melilla en las que el peso del empleo público sobre la ocupación total es mucho mayor, Andalucía está a notable distancia del 23,2% de Extremadura. La salvedad estribaría en el posible empleo oculto en el sector instrumental de la Junta de Andalucía. En definitiva el pulso entre la digitalización administrativa que hace menos necesario el empleo y la voluntad de aumentar las plantillas por parte de las AAPP, lo está ganando esta última.

* José Manuel Cansino es catedrático de la Universidad de Sevilla y profesor de la Universidad Autónoma de Chile

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs