MENÚ
jueves 22 agosto 2019
13:36
Actualizado

Del arte al misterio

  • Cine Trajano de Sevilla, obra de Aníbal González / Foto: Manuel Olmedo
    Cine Trajano de Sevilla, obra de Aníbal González / Foto: Manuel Olmedo

Tiempo de lectura 4 min.

13 de junio de 2019. 21:36h

Comentada
Miguel Olid Suero, @miguel_olid.  14/6/2019

En un reciente artículo de Antonio Muñoz Molina, éste recordaba un viaje a Turín y mostraba su sorpresa, o más bien estupor, al comprobar que ninguna placa ni panel explicativo indicaba que se encontraba frente al lugar que buscaba afanosamente: la casa de Primo Levi, la misma a la que éste regresó tras sobrevivir al horror de Auschwitz. En Andalucía se pueden visitar las de algunos de nuestros más ilustres artistas, Picasso en Málaga y García Lorca en Fuente Vaqueros (Granada), por ejemplo, que cuentan con el respaldo y la justa repercusión, pero también hay otras olvidadas, como la casa natal de Diego Velázquez, uno de los pintores más relevantes de la historia del arte. Este edificio del siglo XVI, ubicado muy cerca del sevillano barrio de la Alfalfa, albergó en los años 70 una galería en la que expusieron Luis Gordillo y Antonio Saura, entre otros. A mediados de la siguiente década, los creadores Victorio y Lucchino establecieron allí la sede de su empresa, pero tuvieron que deshacerse de ella. Tras estar cerrada seis años, con el deterioro que ello implica, y en manos de un banco, fue adquirida en julio de 2018 por un grupo de inversores privados con la intención de restaurarla y abrirla al público, tomando como referencia la casa de James Joyce en Dublín o la de José Luis Borges en Buenos Aires. El proyecto está liderado por el periodista y escritor Enrique Bocanegra, cuya profesionalidad viene más que avalada por su gestión en el Círculo de Bellas Artes de Madrid y, especialmente, en la Academia del Cine Español, donde fue responsable de su programación cultural hasta 2018. Tras años de trabajo en México, Marruecos, Argelia, Líbano y, sobre todo, Madrid, ha regresado a su ciudad natal con este ilusionante proyecto con el que dotar a Sevilla de un aliciente cultural más y otro atractivo para el turismo. La idea surgió durante un viaje al Reino Unido mientras se documentaba sobre el espía doble Kim Philby para un libro que acabó recibiendo el Premio Comillas de biografía. Hizo una visita a Stratford-upon-Avon, donde todo gira en torno a William Shakespeare, y pensó que era una pena que la figura de Diego Velázquez estuviera completamente olvidada en su ciudad natal.

Dada la apuesta cultural y museística de Málaga, si Velázquez hubiera nacido en la capital de la Costa del Sol a estas alturas su casa natal estaría más cerca de ser una realidad, pero en Sevilla sus promotores no han recibido de momento más que buenas palabras. Como botón de muestra, se puede ver la diferente actitud de ambos consistorios ante la conservación de históricos cines: mientras que el malagueño Albéniz, abierto en 1945, es sede de la Cinemateca municipal, el sevillano Trajano, obra de Aníbal González en los años 20, acaba de ser comprado por un promotor inmobiliario y seguramente terminará transformándose en un hotel o en un edificio de apartamentos turísticos; antes estuvo quince años cerrado (cinco de ellos declarado en ruinas), frente al Albéniz que solo estuvo dos, los necesarios para su rehabilitación.

Los promotores de la casa natal de Velázquez también podrían optar por darle un fin similar al antiguo cine Trajano, pero su deseo es hacer de ella un centro de dinamización cultural. Como alternativa a la falta de apoyos económicos públicos han recurrido a una campaña de micromecenazgo, apoyada por la asociación Hispania Nostra (creada para la defensa y promoción del patrimonio cultural), con la que esperan reunir un mínimo de 50.000 euros aunque lo ideal sería sobrepasar los 90.000 para acometer unas primeras y urgentes reformas. Hasta el prestigioso diario británico The Guardian se ha hecho eco de esta campaña, cuya finalización está muy cercana, el próximo jueves 20. Con motivo del 420 aniversario del bautizo de Velázquez, dos semanas antes se organizaron diversas actividades, con una recreación de los Tercios de Flandes, inmortalizados por el artista en «La rendición de Breda», como la más destacada de una iniciativa que pretenden realizar cada año.

Seis días después de la finalización de esta campaña de micromecenazgo, el miércoles 26 abrirá sus puertas en Cádiz la Casa del Terror y lo Fantástico, Cádiz Oculto, que albergará historias de hace siglos y también más actuales. Su único promotor es el cineasta y escritor José Manuel Serrano Cueto, autor de la popular trilogía de libros «Cádiz oculto» (más de 15.000 ejemplares vendidos), de donde ha tomado el nombre para bautizar esta casa situada en pleno casco histórico. En su interior se podrán ver figuras, bustos, cuadros, grabados, libros antiguos, documentos y herramientas, todos relacionados con la historia de Cádiz capital y su provincia. Como la pretensión de Serrano Cueto es hacer de esta exposición permanente un centro de interpretación de las leyendas y los misterios gaditanos, un texto explicativo acompañará las más de 60 piezas que la conforman. Éstas se agruparán en diversas secciones: Bestiario, Fantasmas, Alienígenas y Brujería; asimismo incluirá elementos de la mitología, de ceremonias espiritistas en Cádiz, recreaciones de fantasmas (del indiano y el pirata, por ejemplo), monstruos, como el hombre pez de Liérganes, talismanes y elementos de brujería para pócimas.

Aunque para su promotor se trata de un sueño cumplido, ojalá no implique la renuncia a la escritura y al cine para que pueda continuar con su trayectoria, jalonada con la nominación al Goya por su estupendo documental sobre actores de reparto, «Contra el tiempo». Dependerá de la acogida que tenga su iniciativa y de los apoyos que pueda recabar del Ayuntamiento de Cádiz, esperemos que con mejor fortuna que los promotores de la casa natal de Velázquez en Sevilla.

Últimas noticias