MENÚ
domingo 21 julio 2019
22:47
Actualizado

«Don Quijote no fue valiente, quien lo fue es Cervantes»

Arturo Pérez-Reverte ofreció una conferencia dentro del ciclo organizado por Cajasol.

  • Jesús Vigorra, Arturo Pérez- Reverte y Antonio Pulido, ayer.
    Jesús Vigorra, Arturo Pérez- Reverte y Antonio Pulido, ayer.
Sevilla.

Tiempo de lectura 2 min.

29 de septiembre de 2016. 08:52h

Comentada
Sevilla. 29/9/2016

El escritor Arturo Pérez-Reverte rescató ayer, en las jornadas organizadas por la Fundación Cajasol para conmemorar el IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes, la vis bélica del autor más célebre de la literatura española. Medio millar de personas llenaron el patio de la institución en un acto que fue presidido por el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, y presentado por el periodista Jesús Vigorra. Precisamente, Miguel de Cervantes estuvo preso por un problema con la recaudación de impuestos en la cárcel que fue sede de la Fundación Cajasol. El ciclo comenzó el pasado mes de abril con un acto en el que José Manuel Caballero Bonald presentó la reedición de su libro «Sevilla en tiempo de Cervantes». Desde entonces, escritores como Andrés Trapiello o políticos devotos del autor de El Quijote como Alfonso Guerra, han repasado su obra desde distintos prismas y enfoques. La Fundación Cajasol ha completado la celebración de la efeméride con otras actividades paralelas como el ciclo de guitarra cervantina.

Miguel de Cervantes cumplió el canon de caballero de letras y armas. Escritor y soldado como lo fueron otros grandes de la literatura: un siglo antes que Cervantes, Jorge Manrique y un siglo después, Giacomo Casanova. Cervantes, de hecho, se sentía tan orgulloso de sus hazañas literarias como guerreras. En la batalla de Lepanto ganó el apelativo con el que pasó también a la historia –el Manco de Lepanto– y allí tuvo, como señaló en la segunda parte de El Quijote, «la más alta ocasión que vieron los siglos pasados, los presentes, ni esperan ver los venideros».

La conferencia de Arturo Pérez-Reverte llevaba por título «El soldado Cervantes». Y fue un homenaje al autor, al que puso frente a frente de su personaje aunque con un punto de partida importante: «Don Quijote no fue valiente, quien lo fue es Cervantes», dijo.

El escritor y miembro de la Real Academia Española desde 2003 definió a Cervantes «ante todo como un soldado que se enorgullece de haber luchado contra los turcos» y que, en contra de las tesis que mantienen algunos, «El Quijote» no es una sátira de las novelas de caballerías: «Miente como un bellaco quien diga que Cervantes se burla de los libros de caballerías». La obra y su protagonista son más bien «un elogio del valor y el honor». En este sentido, tanto Vigorra como Pérez= Reverte recordaron la célebre frase de Alonso Quijano que decía que «las heridas que se reciben en las batallas antes dan honra que la quitan».

El ciclo de conferencias sobre la figura de Cervantes continuará el próximo día 11 con la presencia de Juan Eslava Galán.

Últimas noticias