MENÚ
miércoles 22 mayo 2019
18:07
Actualizado

Dueñas de la escena (y de la pantalla)

  • Montse Torrent en el rodaje de “Las mil noches de Hortensia Romero” / Foto: La Razón
    Montse Torrent en el rodaje de “Las mil noches de Hortensia Romero” / Foto: La Razón

Tiempo de lectura 4 min.

08 de noviembre de 2018. 21:12h

Comentada
Miguel Olid Suero, @miguel_olid.  9/11/2018

El Teatro Sierra de Aracena (Huelva) ha programado para mañana la obra «El lunar de Lady Chatterley», en la que Ana Fernández da una magistral lección de interpretación con un monólogo que ella enriquece sabiamente con matizaciones, gestos y un dominio total de la escena. Con una carrera de dos décadas en el cine y numerosos premios, como el Goya por Solas, más una larga trayectoria en teatro y su experiencia como actriz de doblaje, bien podría parecer que era una ardua tarea sorprendernos con este trabajo, pero nada más lejos de la realidad; es un absoluto placer disfrutar de su talento durante la función. «El lunar de Lady Chatterley» se podrá ver también el próximo viernes 16 en Cazorla, donde recibirá el Premio Ciudad de Cazorla de Teatro, honor que recayó el año pasado en José Sacristán y en ediciones precedentes en Julieta Serrano, Blanca Portillo y Emilio Gutiérrez Caba, entre otros.

Además de Ana Fernández hay otros notables ejemplos de actrices andaluzas con una solvente trayectoria, que compatibilizan su debilidad por subirse a un escenario y el reto de transmitir emociones ante una cámara rodeada de focos, cables y demás aparataje técnico. Todo intérprete lleva implícito per se el calificativo de polifacético porque su trabajo consiste en dar vida a personajes diferentes, pero en el caso de Paz de Alarcón esta palabra se lleva al extremo dadas sus habilidades para cantar jazz, presentar galas y concursos de televisión, hacer espectáculos de cabaret o musicales, impartir talleres sobre emprendimiento cultural así como liderar un grupo musical de rock y copla, «The Miarmers» (ya el propio nombre es toda una declaración de intenciones); y todo esto, claro, además de su faceta como actriz de cine y de teatro. A finales de noviembre se subirá al escenario del Teatro Lope de Vega de Sevilla para representar «Otelo», en el montaje que ha dirigido Julio Fraga a partir de la obra de Shakespeare. En cuanto al cine, habrá que esperar unos meses para verla en «Intemperie», el esperado regreso a la gran pantalla de Benito Zambrano, que ya la dirigió el año pasado en el anuncio de campaña de abonados que realizó para el Real Betis.

En «Otelo», Paz de Alarcón tiene como compañera de reparto a Tamara Arias, residente durante varios años en Los Ángeles, donde tuvo un papel de peso en un musical para Disney Channel, rodó una secuencia de la serie «Homeland» con uno de sus protagonistas y participó en la oscarizada producción de «El renacido»; en paralelo a su trayectoria como actriz generó algunos proyectos, como «L.A. Jungle», que muestra la batalla diaria de dos actrices extranjeras por conseguir un papel, y el documental «Next», sobre las ilusiones de niñas y adolescentes que acuden a Los Ángeles persiguiendo el sueño de alcanzar la fama en la pantalla. En España ha protagonizado «Tu vida en 65’» y «La luz con el tiempo dentro», en la que encarnaba a Zenobia Camprubí.

También anda de gira Montse Torrent, actriz con más trayectoria en teatro que en cine. Dice mucho de ella su decidida apuesta por jóvenes talentos como David Sáinz, con el que ha rodado en varias ocasiones, Juan Miguel del Castillo y Marta Díaz. La obra «Las mil noches de Hortensia Romero», vista hace poco en Granada y producida por su propia compañía, le permite lucirse en un recital interpretativo. Ojalá llegue a muchos rincones y su carrera cinematográfica cobre un fuerte impulso.

Muy sorprendente es el caso de Belén Lario. En Andalucía hay magníficas actrices con un extraordinario don para la comedia (Belén Cuesta, Paz Sayago y María León, por solo citar algunas) pero a ninguna de ellas tiene nada que envidiar esta actriz dotada de una inmensa vis cómica así como talento para papeles dramáticos. Definida por un crítico teatral como señora de la escena, cuenta, sin embargo, con una escueta filmografía, formada por apenas tres cortometrajes. En teatro ha estado vinculada durante un largo periodo con Producciones Imperdibles y José María Roca, pero lleva varios años trabajando en los montajes de Teatro del Velador bajo la dirección de Juan Dolores Caballero, conocido como «El Chino»; ambos han sabido extraer todo el gran potencial de esta actriz desconocida, esperemos que solo transitoriamente, por los directores de cine.

Al margen del teatro, hay que mencionar a dos actrices espléndidas en un par de películas de la cartelera coproducidas por andaluces:

Natalia de Molina con un papel episódico pero de intensidad dramática apabullante en «Quién te cantará» y María León en el que tal vez sea su mejor trabajo, «Sin fin». Sería de justicia que ambas estuvieran, al menos, entre las nominadas al Goya.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas