El impago a los centros de empleo, otra vez a la Cámara

Moreno lamenta que frente al «paraíso social» que vende la Junta, el Ejecutivo sigue sin pagar la formación para personas con discapacidad

Juanma Moreno, ayer, con colectivos sociales
Juanma Moreno, ayer, con colectivos sociales

Doble cita del presidente del PP-A, Juanma Moreno, en Granada y Almería, donde recordó a la Junta de Andalucía varios de sus incumplimientos. En este sentido, reclamó al Gobierno andaluz «responsabilidad» con los centros especiales de empleo que dan trabajo a personas con discapacidad con los que la Administración andaluza mantiene retrasos en los pagos desde el año 2014. En este sentido, reclamó un plan de pago conjunto para este tipo de centros.

Moreno asistió al Centro de jardinería Terra Horti de la Asociación a favor de la personas con discapacidad intelectual Aprosmo, en Motril (Granada), donde lamentó que estos centros tienen «retrasos considerables» en el pago por parte de la Junta, algo que, según dijo, «puede llevar a la pérdida de empleo de 11.500 personas que no van a tener otras oportunidades ni alternativas y que van a ver frustrado su futuro». Estos colectivos ya han protagonizado varias acciones de protesta en los últimos meses.

El presidente de los populares andaluces recordó que su formación ya ha llevado en dos ocasiones al Parlamento una iniciativa para que se establezca un plan de pago conjunto a estos centros y anunció que volverá a hacerlo en el periodo de sesiones del mes de julio.

En clave electoral, exigió «responsabilidad» al Gobierno andaluz y que esté «a la altura de las circunstancias» ya que habitualmente habla de Andalucía como un «paraíso social»,

Moreno también lamentó los obstáculos a los que se enfrentan muchas personas que tienen algún tipo de discapacidad, a la vez que matizó que «una sociedad moderna y real es la que da oportunidades a todos y, especialmente, a los más vulnerables».

Por ese motivo, pidió «un esfuerzo» para que se cumplan todas las normativas vigentes y leyes relacionadas con la discapacidad y, más aún, aquellas que piden la incorporación a través de un porcentaje de los puestos de trabajo de forma especial en la función pública de personas con discapacidad.

El empleo fue de nuevo uno de los ejes de su discurso en esta campaña electoral y abundó en que para la inclusión y la igualdad de oportunidades, los centros especiales de empleo son «fundamentales».