El «insumiso» Cañamero no responderá a la llamada en mayo del Supremo

“No voy a ir, cada vez creo menos en la Justicia”, asegura

El diputado nacional Diego Cañamero
El diputado nacional Diego Cañamero

“No voy a ir, cada vez creo menos en la Justicia”, asegura

«No voy a ir. En 2009 me declaré insumiso judicial y así sigo porque cada vez creo menos en la Justicia». Ésta es la reacción del diputado nacional de Podemos por Jaén, Diego Cañamero, tras conocer ayer que la Sala Segunda del Tribunal Supremo (TS) había emitido una providencia por la que lo cita para declarar en calidad de investigado el 9 de mayo a las 13:00 horas. ¿A qué corresponde la nueva llamada judicial? Le atribuyen presuntos delitos ligados a derechos de los trabajadores por unos hechos que tuvieron lugar en la finca «La Jarilla» de la localidad sevillana de La Rinconada, en noviembre de 2011.

En la providencia, a la que tuvo acceso LA RAZÓN, el Supremo convoca al también ex portavoz nacional del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) para que declare de forma «voluntaria si a su derecho conviene». Pero el señalado lo tiene claro: «Que me caiga la pena que me tenga que caer, pero no voy a colaborar en el circo en el que se ha convertido la Justicia. No voy a ir», recalcó. No dará explicaciones en el marco de un proceso en el que fue el pasado mes de febrero cuando el TS acordó abrir procedimiento contra el parlamentario nacional de la formación morada por lo acontecido en la mencionada finca. Cañamero se desplazó hasta ella con un grupo de personas para presionar a los trabajadores a que «iniciaran o continuaran con una huelga», según consta en la documentación del caso. La Sala Segunda designó instructor al magistrado Andrés Martínez y abrió este procedimiento judicial después de que el juzgado de lo Penal número 4 de Sevilla enviara una exposición razonada al Alto Tribunal debido a la condición de aforado de quien fue elegido diputado de la formación morada en las elecciones de junio de 2016. Cañamero encuadra lo sucedido en el ámbito del «despido injustificado de unas cuadrillas de trabajadores de aquella finca».