El Parlamento insta a acordar con el «banco malo» alquileres para familias vulnerables

El Parlamento aprobó ayer por unanimidad una Proposición no de Ley, presentada por Podemos, por la que pide a la Junta que firme un convenio con la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) para ofrecer un alquiler social de 850 viviendas a familias vulnerables.

Según el portavoz de Vivienda de Podemos Andalucía, Juan Antonio Gil, la proposición traslada a la Junta «la necesidad urgente de adoptar medidas en materia de desahucios», especialmente en una comunidad que lidera la cifra de desahucios en España, con el 24 % del total de desalojos.

La iniciativa, debatida en la comisión de Fomento y Vivienda, incluye cláusulas por las que se fija un alquiler máximo nunca superior al 30 % de sus ingresos, incluyendo en esta cifra los suministros básicos como agua, luz o gas.

En la misma comisión, la portavoz de Vivienda del PP, Alicia Martínez, pidió que el Gobierno andaluz priorice la adjudicación de las viviendas de la Sareb a las familias que hayan sido objeto de un proceso de desahucio.