El PIB andaluz crecerá un 2,8% y el número de parados bajará un 5,4% en 2016

Francisco García Navas y Felisa Becerra
Francisco García Navas y Felisa Becerra

Analistas Económicos de Andalucía, sociedad de estudios del Grupo Unicaja, presentó ayer el número 83 de su publicación trimestral «Previsiones Económicas de Andalucía», correspondiente al invierno 2015, con una perspectiva positiva para la comunidad.

Para 2016, Analistas Económicos de Andalucía prevé que el PIB andaluz experimente un crecimiento anual del 2,8%. Desde el punto de vista de la oferta, todos los sectores presentarían crecimientos anuales, de mayor magnitud en la construcción (4,4%), seguida de la industria (3,2%) y los servicios (2,8%). En lo que respecta a la demanda interna, el consumo privado y la inversión se incrementarían en un 3,1% y 4,2%, respectivamente, en tanto que el gasto en consumo de las Administraciones públicas lo haría en un 0,3%. Analistas Económicos de Andalucía estima que en 2015 el PIB andaluz registró un crecimiento del 3,2%. Por el lado de la demanda, el consumo privado experimentaría un crecimiento del 3,4%, mientras que el de las administraciones registraría un aumento del 1,7%. Por su parte, la inversión se vería incrementada en un 5,3%. Desde el punto de vista de la oferta, todos los sectores, excepto el agrario, registran crecimientos de la producción superiores al 3%.

Analistas Económicos de Andalucía estima que en el conjunto de 2015 el empleo se habría incrementado en un 3,9%. El número de parados habría disminuido en un 6,5%, situándose la tasa de paro en el 32,4% en el promedio del año, 2,4 puntos inferior a la de 2014. Para 2016, el crecimiento previsto del empleo se situaría en el 2,9%. Por su parte, el número de parados disminuiría en un 5,4%, situándose la tasa de paro en el promedio del ejercicio en el 30,6%, en torno a 2 puntos inferior a la prevista para 2015.

Analistas Económicos de Andalucía estima que en el tercer trimestre de 2015, todas las provincias andaluzas habrían registrado un incremento interanual de la actividad igual o superior al 3%. Los mayores aumentos, por encima de la media regional (3,6%) se habrían producido en Granada (3,9%), Cádiz (3,8%), Almería (3,7%) y Córdoba (3,7%). Para el conjunto de 2015, las estimaciones apuntan a un crecimiento de la producción superior al de 2014 en las ocho provincias. En las provincias de Granada (3,4%), Málaga (3,3%) y Sevilla (3,3%), dicho crecimiento superaría al registrado por el conjunto de la comunidad andaluza (3,2%). Las primeras estimaciones para 2016 apuntan a una prolongación de la fase de expansión en todas las provincias, si bien atenuando su ritmo de avance con respecto a 2015, situándose las tasas de crecimiento entre el 2,7% y el 3,1%.