MENÚ
miércoles 23 octubre 2019
03:11
Actualizado

El Presupuesto de la cuadratura del círculo: menos impuestos y más gasto social e ingresos

Se aprobará el 30 de mayo, con un incremento del 5%, hasta los 36.465 millones y con 1.000 más para sanidad y educación

  • El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y el consejero de Hacienda, Juan Bravo / Foto: Manuel Olmedo
    El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y el consejero de Hacienda, Juan Bravo / Foto: Manuel Olmedo
Sevilla.

Tiempo de lectura 4 min.

14 de mayo de 2019. 15:43h

Comentada
Miguel González Q. Sevilla. 14/5/2019

Al consejero de Hacienda, Industria y Energía de la Junta, Juan Bravo, nada más llegar al cargo en sustitución por enfermedad de Alberto García Valera, se le encargó la cuadratura del círculo. «Tenemos que hacer tres presupuestos en menos de un año», se justificó de entrada ante la hercúlea tarea. La segunda parte del encargo conllevaba la promesa electoral resumida en las siglas BMI –bajada masiva de impuestos–, que el titular de Economía, Rogelio Velasco, se apresuró a denominar como una forma de hablar en campaña. El aumento de los ingresos por la bonanza económica y, paradójicamente, la permanencia en el Gobierno central de María Jesús Montero como ministra de Hacienda –también con unos números expansivos– pueden ser claves en la confección de las cuentas permitiendo el aumento del gasto social y la bajada de impuestos sin que los ingresos se resientan. El presidente Juanma Moreno anunció ayer que a final de mes se presentarán «los presupuestos más sociales de la historia de Andalucía», con un importante incremento de las partidas de sanidad y educación. Juanma Moreno recalcó que se trata de unos presupuestos «reales», que se confeccionan «para ser ejecutados». En total, suman 1.700 millones más que el anterior, lo que supone un incremento del 5% respecto a 2018. En total, el Presupuesto asciende a 36.465 millones, en torno a un 5% por encima del vigente. La previsión es que las cuentas de 2020 entren también en el Parlamento andaluz en noviembre.

El presidente andaluz, en un acto en Cádiz, indicó que «1.000 millones de euros van a ir íntegramente a políticas sociales», de los que 770 millones serán para la sanidad, «porque tenemos un grave problema», y 88 millones para dependencia, «donde hay una lista de espera brutal». También anunció que 225 millones se destinarán a educación, «algo fundamental que está vinculado al empleo y la formación profesional», recordando que en los últimos cuatro años 150.000 jóvenes andaluces se quedaron sin plaza en la FP, «un desastre para los jóvenes que se quedan sin formación, sin poder competir y estar destinados al paro».

Moreno resaltó también la apuesta de su gobierno por el empleo, recordando que en Andalucía los anteriores ejecutivos socialistas «han hecho muchas leyes ‘descriptivas’ que no llevaban ninguna acción, porque no iban acompañadas de memorias económicas ni compromisos». Moreno lamentó que la administración andaluza haya sido vista como «un muro» para quienes deciden emprender, motivo por el que la Junta ha impulsado una «simplificación normativa»

Previamente, durante un desayuno informativo en el Foro ABC, Moreno detalló que el jueves la Junta remitirá al Consejo Consultivo el texto articulado de las cuentas, que serán aprobadas el día 30 de mayo y llegarán al Parlamento el 31 «cumpliendo nuestro compromiso».

La promesa de Juan Bravo era entregar unas cuentas «creíbles» antes de junio. Moreno también incidió en que es «muy consciente de que en la presentación de estas cuentas nos jugamos la credibilidad del cambio». Las cuentas han seguido «tres premisas: eficiencia en el gasto, prioridad en las políticas sociales y fortalecimiento de la economía para crear empleo».

Los Presupuestos, señaló, permitirán «avanzar más rápido y hacerlo desde el camino sólido de unas previsiones realistas» que además serán «perfectamente compatibles con el cumplimiento del objetivo de déficit», situado en el 0,1 % del PIB. Moreno presumió de haber elaborado «un presupuesto creíble» y «expansivo», que recoge compromisos como la bajada de impuestos y que es «solvente y equilibrado» además de «dar respuesta a las necesidades de los andaluces», para lo que se ha «buscado el dinero necesario debajo de las piedras y de las alfombras».

Moreno admitió que el Gobierno de PP y Cs necesita a otras fuerzas políticas para aprobar los presupuestos y hablará «con todas» para escuchar las posibles enmiendas, de las que «algunas se aceptarán y otras se declinarán». El presidente espera que, en concreto, Vox, ante sus amenazas de no apoyar las cuentas, «esté a la altura de las circunstancias». «Sus propios electores no entenderían que hipotecaran el cambio en Andalucía no posibilitando los presupuestos del próximo año y lo pagaría el conjunto de los andaluces», señaló, recordando que sin el acuerdo de investidura con Vox «no habría habido cambio en Andalucía», por lo que este partido es «una parte muy importante para poder consolidar esas políticas». Juanma Moreno sostuvo que las relaciones entre PP, Cs y Vox son «fluidas dentro de las diferencias».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs