MENÚ
viernes 17 agosto 2018
13:16
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El temporal provoca vertidos «tóxicos» de las balsas de fosfoyesos

  • Imágenes de las filtraciones tomadas el pasado sábado y cedidas por Greenpeace y Mesa de la Ría
    Imágenes de las filtraciones tomadas el pasado sábado y cedidas por Greenpeace y Mesa de la Ría
  • El temporal provoca vertidos «tóxicos» de las balsas de fosfoyesos
Sevilla.

Tiempo de lectura 2 min.

12 de marzo de 2018. 21:04h

Comentada
N. Acedo.  Sevilla. 13/3/2018

Hay una situación, hay un escenario: las balsas en las que se apilan fosfoyesos, residuos de la actividad de la empresa Fertiberia, a unos 500 metros de algunos barrios de Huelva. Las organización ecologista Greenpeace y la Asociación Mesa de la Ría han documentado con imágenes, tomadas el pasado sábado, como «tras el paso del temporal ‘Enma’ se siguen produciendo vertidos tóxicos sólidos y líquidos al río Tinto» desde ese punto que acecha a la capital onubense.

Las balsas contienen al menos 120 millones de toneladas de residuos industriales que, a juicio de las dos mencionados actores, son «peligrosos y radiactivos, como ya denunció la Unión Europea (UE) en 2010». Lo sucedido con la borrasca evidencia para ambos que existen «graves fallos en la seguridad y el control de las balsas, de las que se encarga la empresa responsable de los vertidos, Fertiberia», a la que acusan de «incumplir sus obligaciones» y de permitir que «sus residuos afecten al medio ambiente», con ecos en «la salud de la ciudadanía».

«De nuevo la realidad nos sitúa ante lo que podría ser una catástrofe anunciada. Un gran vertido tóxico a la ría de Huelva podría producirse en cualquier momento», alerta Julio Barea, responsable de campaña de Greenpeace, para preguntarse: «¿Hasta cuándo y quién más debe dictaminar que nos encontramos ante el mayor caso de contaminación industrial de Europa para tomar medidas?». Aseveró a LA RAZÓN que el plan de restauración de Fertiberia para el área de las balsas «debe descartarse ya», sin «ni siquiera seguir el proceso administrativo de aprobación» porque «es intolerable». El proyecto «está en manos del Gobierno central», recuerdan desde las dos organizaciones, y su objetivo es «cubrir con una capa de tierra sus residuos tóxicos». Insisten en que con él Fertiberia quiere «salir del paso y no hacer frente a la descontaminación integral de la zona». Tanto Greenpeace como Mesa de la Ría defienden que hay «evidencias» de que ante cualquier temporal o subida del nivel del mar producido por el cambio climático, lo diseñado por la química «no garantiza en absoluto» el «confinamiento» de los fosfoyesos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs