MENÚ
martes 22 octubre 2019
19:55
Actualizado

Entre la tragedia y la comedia: la historia de Agripina llega al teatro de Itálica

El espectáculo de la actriz sevillana Marta del Pozo se podrá ver hoy y mañana en Santiponce

  • A la izquierda, Marta del Pozo, actriz principal y a la derecha Eba Rubio, directora de la obra «Agripina, rara avis» / Foto: KE-IMAGEN
    A la izquierda, Marta del Pozo, actriz principal y a la derecha Eba Rubio, directora de la obra «Agripina, rara avis» / Foto: KE-IMAGEN

Tiempo de lectura 4 min.

13 de agosto de 2019. 21:34h

Comentada
Nuria Hueso.  14/8/2019

«Dramón cómico», así define la actriz principal Marta del Pozo «Agripina, rara avis», una obra teatral dirigida por la dramaturga Eba Rubio en la que se unen el humor cotidiano y una tragedia marcada por la ambición. Del Pozo y Rubio, autoras del texto, presentarán hoy y mañana por primera vez la obra sobre las tablas del teatro romano de Itálica en Santiponce (Sevilla) dentro del Festival de los Teatros Romanos de Andalucía.

Ambas prefieren excluir la obra de cualquier género; lo que tienen claro es que se basa en narrar la trágica vida de la gobernadora romana Agripina a través de la propia reflexión. La hermana de Calígula, esposa y sobrina de Claudio y madre de Nerón es como se presenta en la literatura grecorromana la figura de esta reina. Sin embargo, la compañía teatral La Pulga Turca pretende dar a conocer su papel en la historia a través de una mirada introspectiva del personaje.

Las autores del texto destacan la forma en la que Agripina narra su propia experiencia como mujer y gobernadora, a través de un monólogo en primera persona y alejada de la perspectiva masculina. Así, esta relata su historia de una manera que nada tiene que ver con la de los escritores romanos como Tácito y Suetonio que solían mencionarla en sus textos. La información sobre la vida de esta mujer adelantada a su tiempo es bastante escasa, según la actriz sevillana Marta del Pozo, y «lo bueno no queda recogido en ningún sitio». Para la directora, la «humanización» de Agripina es el método para que el público sea consciente de cómo la historia ha tratado a esta mujer tan castigada por la tradición.

Aunque participó en el reinado, fue durante un mínimo período de tiempo. A pesar de esto, Agripina fue una mujer cuyo objetivo último siempre fue alcanzar el poder, ambición que no le correspondía al estar inmiscuida en un mundo de hombres. Rubio reconoce que lo característico de la obra es el método por el que el público conoce la historia de Agripina: contar la biografía a través de un relato en el que interpreta a sus familiares, algunos queridos y otros odiados. Esta se recrea en las vivencias con ellos interpretando cada personaje como personas que marcaron su vida, generalmente de manera negativa. Agripina pasa toda la obra enfrentándose a los recuerdos de estas personas que hacen de su vida un círculo de impotencia y desdichas.

Eba Rubio destaca que, aunque la historia se base en una tragedia, «en la vida cotidiana también hay comedia». Lo que caracteriza a «Agripina, rara avis» son las pinceladas de humor que dan sentido a ese «dramón cómico» que, según la directora, hace que despierte el interés en el público para no perder ni un segundo del conjunto teatral. El monólogo de Agripina, interpretado por Del Pozo, irá acompañado por un cuarteto de cuerda que hace de la pieza un espectáculo musical «diferente» a manos del director musical Carlos Cansino y la interpretación de violín de Raquel Batalloso y Leslie Jordan, la viola de Helena Torralba y el violonchelo de Gretchen Talbot. Por último, la segunda oportunidad para disfrutar de la obra de La Pulga Turca será tanto el 21 como el 22 de agosto en el el teatro romano de Baelo Claudia en Bolonia (Cádiz). El ciclo escénico estival de Itálica continuará el 16 y 17 de agosto con «El viento es Salvaje» de Las Niñas de Cádiz.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs