Política

Felipe González cede y abandona el Consejo rector de Doñana

Justifica su salida, exigida por los ecologistas, en su complicada agenda

El ex presidente Felipe González asistió ayer a su última reunión del Consejo de Participación del espacio natural de Doñana
El ex presidente Felipe González asistió ayer a su última reunión del Consejo de Participación del espacio natural de Doñana

Acababa de comenzar la reunión del Consejo de Participación del Espacio Natural de Doñana, cuando su presidente Felipe González, hizo ayer un anuncio esperado. Tras los protocolarios saludos aseveró que le había comunicado al consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Luis Planas, su intención de cesar en el cargo. Justificó la decisión en una complicada agenda que le impide dedicarle al coto «el tiempo que merece», según fuentes del órgano que aseguran que a lo largo de su intervención reiteró su «amor por Doñana» y su deseo de seguir colaborando sin la dedicación que requería su puesto.

Si algo ha caracterizado su Presidencia, desde que llegara a ella en 2009 en sustitución del científico Ginés Morata, han sido los reproches de los colectivos ecologistas provocados, sobre todo, porque de las seis reuniones del órgano rector del espacio natural que han tenido lugar en su mandato, sólo haya acudido a tres. Tampoco estuvo en ninguna de las sesiones de la Permanente ni contestó a los escritos que le remitían. En definitiva, su inacción y sus vínculos con empresas como Gas Natural, de la que es consejero independiente y a la que se le autorizaron actividades de almacenamiento subterráneo de gas en el parque, lo colocaron en el punto de mira de estas organizaciones «verdes». En ese sentido, el representante de Ecologistas en Acción en el Consejo, Juan Romero, mantiene: «Desde la Junta lo presentaron como el 'gran embajador' del parque, y se convirtió en el 'gran ausente'».

El histórico activista se mostró «satisfecho» por el gesto de González al «asumir, de una vez, que Doñana es un tema muy complejo, con muchos actores, al que hay que dedicarle tiempo». «Más vale tarde que nunca», ironizó, en alusión a las múltiples veces en las que desde Ecologistas se ha exigido su salida este año.

En la misma línea se pronunció el responsable andaluz del Proyecto Doñana y miembro de WWF, Juan José Carmona, al sostener que el socialista «ha cumplido con el ejercicio de responsabilidad que se le pedía».

El desembarco de González en el espacio natural onubense Patrimonio de la Humanidad fue una apuesta del presidente de la Junta, José Antonio Griñán, quien, según fuentes socialistas, estaba «convencido de que daría caché al parque». Prestigio que, «más bien, le ha restado a golpe de titular», apuntan fuentes de la Junta.

El ex presidente del Gobierno central aseguró ayer que su marcha no obedece a «ninguna razón especial», si bien, fuentes del PSOE señalaron a LA RAZÓN que «tal vez no haya contribuido a que se quede, el que las relaciones con Griñán no pasan por su mejor momento». En cualquier caso, toca mirar al futuro. Con la vista puesta en él, Romero enumera las características del sustituto al que aspiran. «Queremos que sea alguien independiente, objetivo, con ganas de trabajar, que crea en Doñana como santuario de vida salvaje, con capacidad para mediar en los conflictos de la gente que vive en su entorno y que no esté plegado a intereses partidistas o económicos». Un perfil que comparte Carmona, quien sintetiza: «Del presidente se espera que participe en la mejora» del coto.

Del «dedazo» a la «ciberacción» para exigir el cese del socialista

«Puesto a dedo, falta a las reuniones y no se interesa por su trabajo». Afirmaciones como ésta forman parte de una «cibercampaña» impulsada en agosto a nivel nacional por Ecologistas en Acción, para que todo el que quisiera pudiera exigir por internet al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, que destituyera a Felipe González del Consejo de Participación de Doñana. Pretendían, como adelantó LA RAZÓN, que su cese se formalizara en la reunión de ayer en la que González anunció su marcha. «Parece que ha funcionado», lanzan desde Ecologistas. El plan de actuaciones para Doñana cuenta para 2013 con un Presupuesto consolidado de 10 millones.