Garmendia garantiza el «consenso» en el Club Málaga Valley

La ex ministra quiere que la universidad tenga un papel «protagonista» en la iniciativa

La Razón
La RazónLa Razón

La ex ministra quiere que la universidad tenga un papel «protagonista» en la iniciativa

La ex ministra de Ciencia e Innovación y nueva presidenta del Club Málaga Valley, Cristina Garmendia, expresó ayer su compromiso de garantizar «consenso político más allá de las siglas» al frente de la iniciativa. En su alocución en un acto con representantes de diferentes empresas celebrado en el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), con sede en la capital de la Costa del Sol, defendió su voluntad de «escuchar a todos los actores» para poner en común «todas las oportunidades y dificultades» y, a partir de ahí, «compartir retos».

Según Garmendia, «hace falta que en el ámbito de la innovación esa determinación nos lleve al consenso político», por lo que insistió en que «voy a trabajar con todo mi esfuerzo en consensuar políticamente desde todos los ángulos con todos los partidos».

Además, abogó por potenciar el refuerzo del papel de la Universidad de Málaga para que tenga un papel protagonista «no sólo desde los ámbitos del conocimiento, en el ámbito formativo y en el de la investigación, sino precisamente desde la transparencia del conocimiento y de todas las ‘start-ups’».

Para Garmendia, «es muy importante cuando hablamos de ‘smart cities’ pensar que el éxito de las mismas sólo se va a dar si tenemos ‘smart citizens’ y, por tanto, el compromiso de los ciudadanos es importante». En este punto, subrayó que «son ellos quienes tienen que vivir con entusiasmo e ilusión un reto como éste».

La ex ministra aplaudió igualmente la trayectoria de una década del Club Málaga Valley, que calificó como «extraordinaria», para incidir en su propósito de «impulsar esta nueva etapa de una manera más participativa, entendiendo muy bien el ámbito de lo local y defendiendo la participación ciudadana».

En este sentido, recordó que Málaga Valley «es una marca de gran valor» actualmente y tiene «un gran potencial» para hacerse ver en la comunidad internacional, al tiempo que garantizó «consenso» a la hora de buscar financiación para los diferentes programas.

«Cuando hay un programa consensuado y un proyecto tiene valor, la financiación viene sola», subrayó la ex ministra. Todo ello con la finalidad última de perseguir que «esa visibilidad es necesaria para que sea conocida por todos».