La adjudicación en obra pública de la Junta cae casi un 90% en cuatro años

La Razón
La RazónLa Razón

El severo recorte en inversiones en obra pública está poniendo a este sector en el filo del abismo. El Círculo de empresas Andaluzas de la Construcción, Consultoría y Obra Pública (Ceacop) presentó ayer el informe anual de inversiones en obra pública en 2012. Los datos son reveladores. El conjunto de las administraciones invirtió 890 millones de euros, casi la mitad que en 2011 (1.514 millones de euros) y un 80 por ciento menos que en 2007, el año más inversor de la última década (4.640 millones de euros), junto a 2009 (4.566 millones).

El resultado es el cierre de 30.000 empresas desde que se inició la crisis económica y 300.000 parados. En este sector hay 130.000 trabajadores, un 62% menos que en 2008, el primer año duro de crisis. A la falta de inversión se unen los impagos. Las adjudicaciones en años anteriores están paralizadas y las administraciones (Gobierno, Junta y corporaciones locales) deben a las constructoras más de 500 millones de euros. Una vez más, Ceacop volvió a reclamar ayer un calendario de cobro.

De los 890 millones adjudicados el año pasado, más de la mitad lo facturaron empresas que no tributan en Andalucía (52,9 por ciento). El Gobierno central es el que principalmente concentra las adjudicaciones en empresarios no radicados en la región (el 82 por ciento de los 280 millones de inversiones). La inversión de la Junta en 2012 (el total asciende a 270 millones de euros) recae, por el contrario, en un 63,4% en empresas de la comunidad.

El departamento más inversor de la Junta en 2012 fue la Consejería de Educación (123 millones de euros) debido a las infraestructuras del Plan de Oportunidades Laborales (OLA). Aglutinó el 45 por ciento del total. Le siguió Fomento y Vivienda, con 63 millones, un 23% del montante global de los 270 millones.

Un impuesto finalista

La inversión del Ejecutivo autonómico también ha caído drásticamente. El pico fue en 2008, con 1.985 millones de euros. El descenso es de un 88 por ciento. El año pasado la Junta adjudicó en obra pública 464 millones de euros. Ceacop censura la paralización en obras hidráulicas pese a que el canon del agua –que tiene un objetivo finalista para la mejora del abastecimiento– está vigente desde mayo de 2011. Este impuesto se incluyó en la subida de la cesta tributaria que Griñán llevó al Parlamento en 2010. Es uno de los pocos impuestos que ha funcionado. De hecho, el Ejecutivo autonómico ingresó el año pasado casi 55 millones de euros por este impuesto, según se recoge en los cuadernos de recaudación tributaria de la comunidad consultados por este periódico.