MENÚ
jueves 20 junio 2019
00:00
Actualizado

La Cámara de Cuentas fiscalizará la gestión del SAS en las listas de espera

Aguirre garantiza que recurrirá a los «mismos conciertos» que el PSOE

  • El consejero de Salud denunció que casi 845.000 andaluces integran las listas de espera del SAS / Foto: Ke-Imagen
    El consejero de Salud denunció que casi 845.000 andaluces integran las listas de espera del SAS / Foto: Ke-Imagen
Sevilla.

Tiempo de lectura 4 min.

06 de marzo de 2019. 21:03h

Comentada
J. D. M.  Sevilla. 7/3/2019

El terremoto que provocaron el pasado martes los datos que dio a conocer el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, en relación al medio millón de pacientes «ocultos» en las listas de espera, tuvo ayer las correspondientes réplicas. Al margen de esta polémica, la Cámara de Cuentas de Andalucía ya tenía previsto fiscalizar a lo largo de este año la gestión realizada por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) en este ámbito. Se trata de una de las actividades que el órgano fiscalizador ha incluido en su plan de actuaciones para 2019, aprobado recientemente. Por tanto, las actividades que se incluyen en el plan surgen por iniciativa de la propia entidad y atendiendo a «criterios técnicos». También precisaron desde la Cámara de Cuentas que, aunque la actuación está incluida en el plan de 2019, no hay unos plazos concretos para su culminación, que dependerá de factores como los medios desplegados y su ritmo de trabajo. Con todo, el consejero aseguró que «es impresentable» que el PSOE-A afirme que «ha inflado» las listas de espera de pacientes pendientes de intervención o de acudir a consultas de especialistas, al tiempo que aseguró que recurrirá a los «mismos conciertos» que el anterior gobierno socialista para reducirlas.

Aguirre explicó que los casi 845.000 pacientes en listas de espera «son los datos que le ha dado» el Ejecutivo anterior, así que si antes proporcionaba una «información sesgada» en este sentido «es su problema», añadiendo que «el problema lo tiene él ahora» y que como consejero «es su obligación solventarlo».

«Es un auténtico problema tener a 150.000 personas esperando que las llames por teléfono para operarse», lamentó Aguirre, quien añadió que también están las listas de espera de especialistas, «donde había declaradas unas 122.000 personas al Ministerio de Sanidad y nos han salido más de 600.000». «Es un drama ante el que tendré que coger el toro por los cuernos, con un coste económico muy alto, pero que tengo que solventar», dijo.

Por su parte, el PSOE-A anunció que no descarta «tomar medidas» si el Gobierno andaluz no pide «perdón» tras haber «inflado» las listas de espera, al tiempo que acusó al Ejecutivo de Juanma Moreno de tener «la única finalidad» de trasladar 25,5 millones de euros a la sanidad privada, a través del plan de choque anunciado. Así se pronunció el portavoz del Grupo Socialista en materia de Salud, Jesús María Ruiz, quien aseguró que es «muy probable» que ya tengan cerrados acuerdos «ocultos» con clínicas y empresas privadas de «amiguetes». «Sabíamos que tarde o temprano esto iba a pasar, pero ya ha cantado la gallina», subrayó.

Adelante Andalucía también sospechó de las cifras. La portavoz adjunta de la confluencia, Ángela Aguilera, lamentó la implantación del «modelo Aguirre», en referencia a la ex presidenta popular de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre. «Ya ha empezado la fiesta de la privatización en materia sanitaria», subrayó, además de señalar que se producirá una «venta por fascículos» de la región.

Últimas noticias