MENÚ
jueves 21 junio 2018
04:52
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

    Noticias de Andalucía

La danza más innovadora se baila en las ruinas nocturnas de Itálica

Tiempo de lectura 2 min.

01 de julio de 2013. 23:51h

Comentada
Pepe Lugo.  1/7/2013

Itálica, la mítica ciudad romana, acoge desde hoy y hasta el 21 de julio una nueva edición del Festival Internacional de Danza, que en esta ocasión contará con 17 actuaciones y 3 producciones propias: «La satisfacción del capricho», de Bárbara Sánchez; «Acostumbrismo», de Mopa Producciones; y «Lirio entre espinas», de Guillermo Weicker Cia. de Danza. La programación la completan Martha Graham Dance Company, con un doble programa mitológico; Quorum Ballet, con «Corre o fado»; el Ballet Nacional de Marsella, que presenta «Metamorfosis de Ovidio»; y Kibbutz Contemporary Dance Company, que llega con «If at all».

El escenario habitual de este certamen bienal es el teatro romano, pero en esta ocasión se incorpora un nuevo espacio, el monasterio de San Isidoro del Campo. Será en el «Claustro de los muertos», un lugar muy especial del recinto monacal, que casa bien con la «dureza» de la obra que presenta Weicker.

Organizado desde el año 2001 por la Diputación de Sevilla, con el paso del tiempo se ha convertido en un escaparate para conocer las tendencias más innovadoras en danza de la actualidad. Esta edición cuenta con un presupuesto de 550.000 euros, de los que 350.000 se destinan a la programación como tal. Se trata de una rebaja de un 20%, respecto a la edición de 2011, lo que se traduce en que hay diez días menos de festival, aunque se mantiene el número de actuaciones.

«La satisfacción del capricho» es el montaje encargado de abrir el certamen. Se trata de una obra que trata de homenajear a Isadora Duncan, mediante una puesta en escena muy gestual, que pretende mostrar el espíritu y la esencia de la crucial bailarina norteamericana. Un espectáculo muy expresionista en el que la música, creada sobre la propia intención de la coreografía, intenta llevar al espectador, según la organización del festival, a momentos de gran carga emocional y de júbilo, estados que lograba Duncan a comienzos del siglo XX.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs