MENÚ
lunes 14 octubre 2019
09:08
Actualizado

La Junta busca ahora cuándo empezó a circular la listeriosis

El PSOE acusa a los dirigentes populares de comportarse «como auténticos `hooligans´» durante la crisis y al consejero de actuar «con frivolidad»

  • El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre (en el centro), ayer en comisión parlamentaria / Foto: Efe
    El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre (en el centro), ayer en comisión parlamentaria / Foto: Efe
  • La Junta busca ahora cuándo empezó a circular la listeriosis
    /

Sevilla.

Tiempo de lectura 4 min.

05 de septiembre de 2019. 21:36h

Comentada
Juan Diego Márquez Sevilla. 6/9/2019

La crisis sanitaria por listeriosis comienza a remitir y la Junta está dispuesta a aclarar cuándo empezó a circular la bacteria. Tal y como aseguró ayer el consejero del ramo, Jesús Aguirre –que compareció por segunda vez en comisión parlamentaria para explicar la evolución de la alerta–, su departamento enviará muestras de listeriosis endémica de 2018 y 2019 al Centro Nacional de Microbiología, dependiente del Instituto Carlos III, para analizarlas y detectar la trazabilidad de la bacteria que ha provocado el brote este verano, causando hasta el momento tres muertes y seis abortos. «Quiero saber desde cuándo viene, cuándo llegó a Magrudis y desde cuándo está circulando esa cepa en Andalucía», subrayó Aguirre, que soportó una cascada de reproches por parte de la oposición y, nuevamente, sendas peticiones de dimisión por parte de Adelante Andalucía y el PSOE.

El consejero aseguró que un primer informe del Centro Nacional de Microbiología determina que la cepa aislada de 34 pacientes estudiados es la misma que la hallada en el alimento contaminado: la carne mechada «La Mechá» de Magrudis. Por tanto, queda evidenciado que «ese producto es el causante del brote». No obstante, indicó que dos de la cepas analizadas corresponden al mes de marco y coinciden con la bacteria hallada en la carne contaminada. En este punto, concretó que «no hay una evidencia epidemiológica que vincule estos dos casos con el brote que provocó la alerta del 15 de agosto, aunque sí de que la bacteria que afectó a estos enfermos es la misma que la encontrada luego en la carne contaminada». Por tanto, el análisis de todas las cepas del brote y de los casos aislados en muestras clínicas previas al mismo «permitirán conocer desde cuándo esta cepa está produciendo infecciones».

En cuanto a la evolución de la crisis, Aguirre confirmó un nuevo caso, por lo que se contabilizan ya 206 personas afectadas. Sin embargo, los hospitalizados han bajado de 46 a 40, situándose el índice de curación al 98,6 por ciento.

Tras los datos llegaron las críticas. El diputado socialista Jesús María Ruiz denunció que la gestión de esta crisis política «está siendo absolutamente inadecuada». Fue más allá Ruiz al asegurar que los dirigentes populares, en este asunto, «se han comportado como auténticos 'hooligans'» y que «no ha habido transparencia, sino mucha deslealtad». Junto a ello, acusó a Aguirre de «faltar al respeto a las mujeres que han perdido a sus hijos», a las que ha tratado «con frivolidad». Por su parte, diputada de Adelante Andalucía Inmaculada Nieto señaló que hay que abordar ahora las «fallas» que deja esta crisis, tanto a nivel procedimental como jurídico.

Por su parte, la ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, anunció que va a proponer a las comunidades autónomas una revisión del protocolo de la listeria tras el brote de Andalucía y, mientras tanto, ya está trabajando en un nuevo decreto de vigilancia en salud pública para mejorar las notificaciones de enfermedades de declaración obligatoria.

Gobierno andaluz y Consistorio acuerdan ir de la mano en la investigación judicial

La Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Sevilla se comprometieron ayer a ahondar en la coordinación frente al brote de listeriosis. En el segundo encuentro que mantuvieron ambas administraciones –en el que participaron el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre; el alcalde de Sevilla, Juan Espadas; el delegado municipal de Bienestar Social, Juan Manuel Flores; y el consejero de Presidencia, Elías Bendodo–, acordaron ir de la mano en la investigación judicial, después de las denuncias formuladas ante la Fiscalía contra la empresa Magrudis como responsable de un delito contra la salud pública y «única y principal responsable de la crisis alimentaria», tal y como difundió la Junta en la nota. Junto a ello, configurarán una comisión técnica en la que participarán también la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y los ayuntamientos de Granada y Málaga «para establecer las modificaciones legislativas necesarias para aumentar los sistemas de control previo especialmente en industrias y establecimientos cuya actividad pueda suponer un riesgo para la población». La Junta recordó que Magrudis incumplió las normativas autonómica y municipal, con «documentaciones incompletas, erróneas o simplemente inexistentes» en los registros de la Consejería de Salud, la Consejería de Agricultura y en el Consistorio sevillano. También apuntó, a diferencia de lo que defendió Aguirre al comienzo de la crisis, la «falta de colaboración y ocultación de informaciones esenciales» por parte de la empresa, hecho por el que fue denunciada por la Junta y el Ayuntamiento. Ambas administraciones, por tanto, se comprometen a actuar «con total transparencia y colaboración» y tanto el consejero como el regidor reconocieron la «profesionalidad y dedicación completa» de los equipos técnicos.

Otra de las medidas significativas es el refuerzo de la coordinación entre las distintas consejerías y delegaciones municipales, «respetando el ámbito de sus respectivas competencias en materia de salud y consumo». El objetivo, en definitiva, es «mejorar los controles previos en salud alimentaria, las inspecciones posteriores y la capacidad de respuesta inmediata ante cualquier situación de crisis sanitaria» como la actual.

Últimas noticias