MENÚ
lunes 14 octubre 2019
00:34
Actualizado

La Junta no hará recortes en los entes instrumentales «si justifican el gasto»

Bravo confirma que quedan fuera de los ajustes las entidades sanitarias y educativas

  • El consejero de Hacienda, Juan Bravo, ayer en comisión parlamentaria / Foto: Manuel Olmedo
    El consejero de Hacienda, Juan Bravo, ayer en comisión parlamentaria / Foto: Manuel Olmedo
Sevilla.

Tiempo de lectura 2 min.

22 de mayo de 2019. 21:50h

Comentada
Juan Diego Márquez Sevilla. 23/5/2019

La oposición lleva varias semanas agitando el fantasma de los recortes, sobre todo tras el anuncio del Gobierno andaluz de presentar los presupuestos de 2019 una vez celebradas las elecciones municipales del próximo domingo. El consejero de Hacienda, Juan Bravo, ya avanzó que se aplicaría un ajuste del 5 por ciento en el capítulo de bienes y servicios de los entes instrumentales, aunque ayer matizó, en comisión parlamentaria, que se trata de una «recomendación» y que no se llevará a cabo en las agencias que «justifiquen el gasto». «El ajuste afectará a aquellos entes instrumentales que no sean prioritarios y solo para el capítulo de bienes y servicios», recalcó Bravo, negando que vaya a haber recortes, por ejemplo, en el Infoca, e insistió en que el ajuste «nunca será en el capítulo de personal».

El consejero habló también de las líneas generales del proyecto de presupuestos y se reafirmó en que no van a ser «bonitos», pero sí «creíbles» y «buenos» para Andalucía. «El dinero va a estar posicionado donde tenga que estar, no hay recortes», subrayó, tras lo que defendió un «mejor uso y aprovechamiento» del dinero público para mejorar la financiación de los servicios públicos esenciales. También recordó que en poco más de tres meses y medio su departamento ha conseguido elaborar un anteproyecto de presupuestos y confirmó que será aprobado el 30 de mayo por el Consejo de Gobierno y remitido al Parlamento al día siguiente. La Cámara acogerá el debate final los días 17 y 18 de julio.

En relación al ajuste en los entes instrumentales, aseguró que es una «recomendación general» que puede admitir «excepciones» e insistió en varias ocasiones en que no afecta a los incrementos retributivos del personal establecido por ley o acuerdos aplicables. «Estas son las directrices para exprimir los recursos de los que disponemos y reconducir el gasto hacia las áreas preferentes: la sanidad, la educación, la dependencia, la creación de empleo y la bajada de impuestos», explicó. De este ajuste quedan excluidas las entidades directamente relacionadas con la atención de servicios sanitarios, educativos, infraestructuras, política de vivienda, políticas medioambientales y atención a la dependencia.

Sobre el gasto de las consejerías, indicó que su departamento tiene que hacer un análisis pormenorizado y reconsiderar algunas partidas, como las destinadas a atenciones protocolarias, divulgación y publicidad o premios, concursos y certámenes. «Hay una voluntad decidida de contención del gasto, no se trata de quitarlo sino de reconsiderarlo, y de presupuestar correctamente para adecuarlo al gasto real».

Últimas noticias