La Junta «respeta» el veto de Córdoba a la Fiesta Nacional

El portavoz parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez, en rueda de prensa
El portavoz parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez, en rueda de prensa

Ni la Junta ni el PSOE andaluz se mojan. El Ayuntamiento de Córdoba ha decidido retirar su apoyo a los toros, una decisión que ha levantado una tremenda polémica. Ayer, la Administración autonómica trató de escurrir el bulto. El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, aseguró «respetar» la decisión del consistorio cordobés de no financiar espectáculos públicos con animales que incluyan su maltrato. «Los toros dependen de la Consejería de Justicia e Interior», esgrimió, antes de opinar que «el Ayuntamiento, en el ejercicio de su libertad como administración y de sus competencias, lo ha decidido y, además, con un amplio apoyo» en el Pleno municipal. Fiscal dijo no ser aficionado, pero tampoco «antitaurino».

La Delegación del Gobierno de la Junta en Córdoba se limitó a recordar que durante 2015 tramitó un total de 65 solicitudes de autorización de espectáculos taurinos, de los que de finalmente se celebraron un total de 61.

Desde el PSOE-A se expresaron en la misma línea de respeto a la decisión del Ayuntamiento de Córdoba. El portavoz en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, indicó que cada municipio, en el ejercicio de esa autonomía que consagra la Constitución, toma las decisiones que cree y que quiere en la organización de los festejos en su término municipal. Al mismo tiempo, quiso dejar claro el apoyo del Gobierno andaluz a la fiesta de los toros, que forma parte de nuestro acervo cultural y tradiciones.

De forma paralela, otras organizaciones no dudaron en mostrar su rechazo a la decisión del Consistorio socialista cordobés, con el apoyo de Izquierda Unida y Ganemos. La Fundación del Toro de Lidia consideró «incoherente» la medida cuando «la aportación económica, social y cultural de los toros es significativa para los cordobeses».

«Las subvenciones recibidas por la tauromaquia son irrelevantes, y desde luego no se corresponden con el arraigo y la importancia social y cultural de los espectáculos taurinos». En el caso del Ayuntamiento cordobés, insisten en que «los espectáculos taurinos devuelven a los cordobeses infinitamente más de lo que los toros pueden recibir vía subvenciones». Los toros son «la única actividad cultural que no recibe subvención de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), cuando aportan anualmente unos 45 millones de euros solo por IVA, un 62% más que el cine español», a lo que apostilla que «el impacto económico de las actividades relacionadas con la tauromaquia en la economía nacional asciende a unos 3.500 millones de euros anuales».

La iniciativa del Ayuntamiento cordobés coincide en el tiempo con la decisión del Ayuntamiento de Madrid de «retirar el apartado ‘Toros’ de la web de turismo ‘esmadrid.com’, con lo que ignora uno de los principales reclamos turísticos de la ciudad».

En la misma línea, Asaja mostró su «disconformidad» con dicho acuerdo plenario, por el «perjuicio laboral que le supone a las explotaciones ganaderas de la provincia cordobesa y la importancia económica que tiene para este sector», que tiene un impacto en la economía española.