La sanidad, ante otro colapso si no se refuerza la campaña contra la gripe

Satse critica que la tasa de eventualidad «sigue siendo muy alta» y que, si hay una escasa vacunación, «aumentará la frecuentación en los hospitales cuando llegue el frío»

Se han distribuido 1,2 millones de dosis por los centros de salud
Se han distribuido 1,2 millones de dosis por los centros de salud

La Consejería de Salud inició el pasado lunes la campaña de vacunación contra la gripe con una provisión de 1,2 millones de dosis distribuidas por 1.565 centros sanitarios públicos de Andalucía. La inversión asciende a 4 millones de euros y la prioridad, según recuerda del departamento que dirige Aquilino Alonso, es abarcar el máximo de población vulnerable, es decir, personas mayores de 65 años y las que padecen problemas crónicos que se pueden ver agravados con la gripe y generar complicaciones más graves, como son problemas respiratorios severos, cardiopatías, cáncer o alteraciones del sistema inmunológico y metabólico, además de personas que padezcan obesidad mórbida.

Sin embargo, la Junta olvida un aspecto primordial para, de una parte, dar cobertura a la amplia demanda y, por otra, prevenir futuros problemas asistenciales: el refuerzo de las plantillas. Así lo asegura Francisco Muñoz, secretario general del sindicato de enfermería Satse, quien augura un nuevo colapso sanitario si no se incrementa el número de profesionales. Hasta el momento, según confirma Muñoz, «no hemos visto que se hayan modificado los protocolos ni las plantillas», así que los centros de salud tendrán verdaderas dificultades para aplicar las vacunas. «Si los medios humanos no son suficientes, los ciudadanos desisten y habrá menos adhesión a este tratamiento», advierte, por lo que se darán más casos de gripe «cuando llegue el frío» y, por tanto, «más frecuentación en los centros de salud y en las urgencias de los hospitales». Una ecuación que se repite año tras año mientras que la Junta sigue mirando hacia otro lado en materia laboral.

A pesar de que la tasa de eventualidad «sigue siendo muy alta» en la sanidad pública, el sindicato confía en que la Junta renueve a los eventuales estructurales que acaban sus contratos el próximo día 31. Pero los datos dibujan un panorama desalentador, ya que la región cuenta con una de las peores ratios de profesionales por habitante en la atención primaria, con un enfermero por cada 1.666 habitantes, frente a la recomendación de uno por cada 1.400. En la atención hospitalaría, Andalucía cuenta con 2,5 enfermeros por cada 1.000 usuarios, mientras que la media es de 2,8.

«Riesgo» enla aplicaciónde las dosis

El sindicato de enfermería Satse-Córdoba denunció ayer que las dosis de las vacunas contra la gripe distribuidas en más de 150 centros sanitarios de la provincia incumplen la normativa vigente en materia de bioseguridad, por lo que suponen un «riesgo» para los profesionales que las aplican. La central alerta de que no disponen del dispositivo que protege automáticamente la aguja tras su aplicación al paciente. Además, «la jeringa no está montada en su totalidad, sino que la aguja hay que enroscarla, incrementando el riesgo de accidente».