MENÚ
sábado 20 julio 2019
02:17
Actualizado

Las ciudades andaluzas consumen un 20% menos de energía que la media de las urbes españolas

El consumo de combustible se sitúa a nueve puntos de la media y son más los andaluces que se desplazan al trabajo en coche

  • Punto de recarga de vehículos eléctricos / Foto: La Razón
    Punto de recarga de vehículos eléctricos / Foto: La Razón
Sevilla.

Tiempo de lectura 4 min.

06 de mayo de 2019. 21:00h

Comentada
La Razón.  Sevilla. 7/5/2019

Las viviendas de los 18 mayores municipios de Andalucía (las ocho capitales de provincia más Jerez, Marbella, Dos Hermanas, Algeciras, San Fernando, El Puerto de Santa María, Fuengirola, Sanlúcar, Torremolinos y La Línea de la Concepción) consumen de media un 20% menos de energía –tanto eléctrica como térmica– que la media nacional, mientras que el consumo de combustible (527,2 litros al año) se encuentra también 9 puntos por debajo de la media (582,5). Estos datos se desprenden de un estudio realizado para el libro «Energía y Ciudades» del Club Español de la Energía, escrito por Rafael Sánchez, director de Relaciones Institucionales de Endesa en Andalucía y Extremadura y que analiza los parámetros de las 109 ciudades españolas más pobladas, 18 de ellas andaluzas. Esta publicación pretende concienciar al ciudadano de cómo el uso que se haga de la energía en las ciudades va a ser determinante para superar algunos de los grandes desafíos de la humanidad: cobertura de la demanda energética, bienestar social y sostenibilidad medioambiental.

Las 18 ciudades andaluzas analizadas cuentan con una población total de 3,46 millones de habitantes y una densidad de 24 habitantes por hectárea, por debajo de los 30,9 de media de las ciudades analizadas en el informe, mientras que la renta media anual de los hogares es de un 14% inferior al promedio nacional que se encuentra en 28,721 euros.

En total, estas ciudades cuentan con 1,69 millones de viviendas (12 viviendas por hectárea, mientras que la media es de 5,6) y 156 millones de coches (450,9 vehículos por cada mil habitantes, similar a la media). Cada uno de estos vehículos consume como media 527,2 litros al año de combustible, un 9,5% por debajo del dato nacional (582,5).

Un 57,7% de los habitantes de estas grandes ciudades andaluzas va al trabajo en su vehículo privado (dos puntos por encima de la media de 55,4%), mientras que el porcentaje que se va a pie es del 24,4% (ligeramente inferior al 26% nacional) y un 17% en transporte público (idéntico al promedio en España). En cuanto a los consumos de energía en los hogares, en Andalucía se sitúan en 8,6 megavatios/hora, frente a los 10,7 de media; gracias, especialmente, a un consumo térmico inferior (5,1 megavatios hora, por debajo de los 7,4 megavatios hora de media de las 109 ciudades analizadas). El consumo de electricidad es de 3,5 megavatios hora, ligeramente por encima de los 3,2 megavatios hora de media nacional.

Transición energética

Endesa recuerda el papel clave de las ciudades y de los ciudadanos en la transición energética. En el caso de España, las urbes con más de 50.000 habitantes concentran el 75% de la población en un 10% de los municipios y en ellas se consume el 40% de la energía del conjunto de España. El objetivo fijado por la UE pasa por reducir un 40% las emisiones hasta 2030 en relación con los niveles de 1990.

Endesa plantea sus recomendaciones para la reducción de emisiones, que, en el caso de los edificios, pasan por la rehabilitación energética, un proceso especialmente trascendental si se tiene en cuenta que el 54% de los inmuebles de las ciudades españolas fueron edificados antes de 1980; así como por mejorar el aislamiento térmico de los hogares, integrar renovables, usar electrodomésticos de alta eficiencia (que ahorran hasta un 75% frente a los convencionales) o sustituir las luminarias por LED, que pueden consumir hasta un 90% menos.

En cuanto al transporte, los mayores cambios vendrán de la mano de una mayor penetración del vehículo eléctrico (que representará entre un 25-30% antes del 2030) y de un cambio en la forma de desplazarse, con un mayor peso del transporte público (hasta 5 puntos más en las grandes ciudades) y de los autobuses eléctricos (que se incrementarán hasta suponer entre un 15% y un 25% de la flota).

Para Rafael Sánchez, «estas medidas, que están en la mano de los ciudadanos, son pasos clave para que las ciudades sean más eficientes y tengan mejor calidad del aire. Endesa contribuye en este sentido no solo con su apuesta por la movilidad eléctrica, sino sobre todo por los pasos dados en materia de descarbonización del mix energético y en la electrificación de la demanda, para lograr un modelo energético más sostenible».

Citysens y el ahorro energético

Endesa presentó el pasado mes de marzo en el X Foro de Inteligencia y Sostenibilidad Urbana (Greencities) de Málaga su solución para la gestión y el ahorro energético de las ciudades, llamada Citysens. Con esta iniciativa, la compañía facilitará ahorros de más del 30% en coste de energía mediante el uso de infraestructura de autoconsumo con placas de energía solar fotovoltaica y de hasta el 80% en alumbrado público mediante tecnologías LED, además de promover la instalación de 8.500 puntos de recarga hasta 2023 para vehículo eléctrico. CitySens se plantea como una transición hacia la ciudad inteligente, un ámbito en el que Endesa lleva una década investigando.

Últimas noticias