MENÚ
domingo 13 octubre 2019
04:28
Actualizado

Las obras paradas han costado a la Junta 83 millones por reclamaciones de empresas

La consejera de Fomento critica las decisiones «caprichosas» y la «nefasta» ejecución

  • El metro de Málaga es una de las infraestructuras públicas que acumula retrasos y ha sufrido parones / Foto: Efe
    El metro de Málaga es una de las infraestructuras públicas que acumula retrasos y ha sufrido parones / Foto: Efe
Sevilla.

Tiempo de lectura 4 min.

27 de marzo de 2019. 21:34h

Comentada
La Razón.  Sevilla. 28/3/2019

La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, denunció ayer que la ejecución en infraestructuras públicas es «nefasta, la historia de un fracaso, vergonzosa e indigna». En comisión parlamentaria, informó a los grupos de que en los últimos diez años la Junta ha tenido que desembolsar 83,3 millones de euros por reclamaciones de empresas, cifra a la que hay que sumar la sentencia definitiva que obliga a pagar otros 162 millones más por la línea 1 del Metro de Sevilla que deberán consignarse en los presupuestos de 2019.

La consejera subrayó que la gestión de los anteriores gobiernos socialistas se ha caracterizado por «una baja ejecución general» de los presupuestos que, en el caso de Fomento, cifró en sólo 261,9 millones de los 446,20 millones del capítulo de inversiones. A ello se unen decisiones políticas «caprichosas», como la paralización del plan de colaboración público-privada, que dejó varados 239 expedientes, y una falta de previsión que ha hecho que, muchos contratos de conservación de carreteras no se hayan renovado y haya tenido que recurrirse a la adjudicación como obra de emergencia. La consecuencia es «el gran número de obras y proyectos paralizados o que acumulan grandes retrasos y que están repartidos por toda Andalucía», como el metro de Málaga, el tranvía de la Bahía de Cádiz –cuya último fase se liberó en el último Consejo de Gobierno– o la autovía de Almanzora, de la que está en marcha la licitación del tramo El Cucador-La Concepción, al igual que el acceso norte a Sevilla, tramo de Pago de Enmedio, en San José de la Rinconada.

Carazo destacó que el nuevo Gobierno de PP y Cs ha tomado ya reactivado «muchos de los proyectos parados» para «empezar a poner fin al retraso que acumulan las infraestructuras andaluzas». En concreto, aludió a la resolución de los expedientes que «han sacado del letargo a la A-392, de Alcalá de Guadaíra a Dos Hermanas»; a la obra del puente sobre el río Genil en Huétor-Tájar, diez años después de su inicio; o a la ejecución del paso inferior de entrada a Huelva del puente del Odiel, que se abre este domingo. Y se están resolviendo los contratos de conservación y mantenimiento integrales de las carreteras andaluzas, garantizando su seguridad y vialidad, pese a la falta de planificación del anterior gobierno, criticó.

Respecto al Plan de la Bicicleta 2014-2020 que plantea una red de 4.392 kilómetros de carril bici, la consejera denunció que, a un año de finalizar, se han construido sólo 142,2, incluidos los 13 kilómetros ejecutados en Sevilla, los diez de Córdoba o los 2,3 kilómetros de Huelva, destacando que en Málaga no se ha ejecutado ni un sólo kilómetro nuevo de carril bici. Precisamente a este plan aludió el diputado de Adelante Andalucía Diego Crespo para llamar la atención sobre la importancia de la sostenibilidad unida a las infraestructuras, tras denunciar que «el anterior gobierno ya lo rebajó». Por su parte PSOE y Vox coincidieron en afear a la consejera que no presentara propuestas concretas de infraestructuras públicas.

Últimas noticias