MENÚ
viernes 23 agosto 2019
15:42
Actualizado

Los jueces obligan a la Junta a regularizar 722 plazas públicas

Son casi una de cada diez de las 7.937 que sacará a concurso en una oferta de empleo extraordinaria para reducir la temporalidad

  • Protesta de monitores escolares ante San Telmo / Foto: Manuel Olmedo
    Protesta de monitores escolares ante San Telmo / Foto: Manuel Olmedo
Sevilla.

Tiempo de lectura 4 min.

23 de febrero de 2019. 21:36h

Comentada
Laura Blanco.  Sevilla. 24/2/2019

El Gobierno andaluz presentará este lunes a los sindicatos de la Mesa General de Función Pública ­–CSIF, UGT y CCOO– un borrador para una oferta extraordinaria de empleo público en el que convocará 7.937 plazas de la Administración andaluza actualmente ocupadas por interinos, de las cuales 722 –casi una de cada diez– son fruto de sentencias judiciales que han dado la razón a trabajadores que llevan años contratados y no son ni funcionarios ni laborales y a los que los jueces han reconocido como indefinidos no fijos. Sus plazas saldrán a concurso-oposición, por lo que a ellas podrán optar otros, pero como el resto de puestos la Junta prevé que el examen sea un 60% y para el 40% restante prime la experiencia en la administración –entre otros méritos–.

Los fallos judiciales les aseguran además que en caso de no lograr ellos la plaza y ser despedidos, serán indemnizados como cualquier trabajador con contrato indefinido. Una casuística que puede aumentar en los próximos años tras el cambio de Gobierno, que ha supuesto el cese de cientos de profesionales que ocupaban puestos de libre designación con contratos eventuales que se han prolongado en el tiempo al gobernar el mismo partido, el PSOE, durante 37 años y que ya han anunciado que tras su salida, sin indemnización, irán a los tribunales para defender sus derechos laborales.

En lo que no está de acuerdo el sindicato mayoritario en la Función Pública, CSIF, es que de esos 722 puestos que saldrán a concurso, 291 se convoquen como plazas de funcionarios y 431 como laborales. El secretario de Acción Sindical, Joaquín Álvarez, considera que deben ser convocadas todas como plazas de laborales y una vez que estos trabajadores –u otros– adquieran esa condición, en próximas convocatorias se funcionaricen. No quieren que puestos creados en su día ocupados por personal contratado sin pasar los procesos de selección propios de la Administración, ya que nunca se han ofertado en las convocatorias de empleo público, permita a éstos acceder directamente a plazas de funcionarios.

De las 431 plazas actualmente ocupadas por personal indefinido no fijo reconocido por sentencia judicial que saldrán a concurso como puestos laborales, 412 corresponden a los monitores escolares, un colectivo que atiende a los alumnos de los colegios y que lleva años movilizándose por su situación. El resto están muy repartidas por categorías y departamentos. Se trata de puestos como los de veterinarios, farmacéuticos o evaluadores de la Dependencia, que se crearon tras aprobarse la ley en 2007 y para el que se contrató porque nunca se ha incluido en las ofertas de empleo público, por lo que muchos llevan más de diez años trabajando para la Administración.

También hay previsto ofertar dos plazas de técnicos en Ciencias de la Información, una categoría que en la Junta siempre ha sido cubierta por personal eventual contratado al no existir en la Relación de Puestos de Trabajo de la Administración pese a las reiteradas demandas de las asociaciones de la prensa y promesas incumplidas de los distintos presidentes de la Junta.

La propuesta que este lunes llevará a los sindicatos la Consejería de Presidencia y Administraciones Públicas, que dirige Elías Bendodo, se completa con 4.500 plazas de maestros –2.500 para 2019 y 2000 para 2021, ya que las oposiciones en Educación se alternan un año para Primaria y otro para Secundaria–. Las plazas de interinos que saldrán este año a concurso-oposición en esta oferta extraordinaria corresponden a las especialidades de educación Infantil y Primaria, inglés, francés, educación física, música, pedagogía terapéutica y audición y lenguaje, si bien el reparto concreto se tratará en Mesa Sectorial.

Estas plazas se suman a las «más de 3.000» que Educación prevé sacar para cubrir vacantes. El número exacto lo dará a conocer la consejería a los sindicatos de la Mesa Sectorial de Educación también el lunes, en una reunión por la tarde, si bien éstos ya han criticado cualquier rebaja en las 4.500 plazas prometidas por el anterior Gobierno socialista.

En la Administración general de la Junta, la oferta extraordinaria propuesta es de 713 puestos de funcionarios y 2.002 laborales. Entre los primeros, más de la mitad corresponde a administrativos y auxiliares administrativos. Entre los segundos, 643 son de personal de limpieza, 174 de técnicos de educación infantil, 121 de auxiliares de cocina, 93 de auxiliares de enfermería o 3 plazas de conductor del Gobierno.

Últimas noticias