MENÚ
lunes 16 septiembre 2019
03:46
Actualizado

Magrudis, ante un «delito flagrante» por no comunicar un positivo en listeria en febrero

Salud abrirá oficinas en todas las provincias para que los afectados reclamen daños

  • El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ayer en el Parlamento andaluz / Foto: Manuel Olmedo
    El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ayer en el Parlamento andaluz / Foto: Manuel Olmedo
Sevilla.

Tiempo de lectura 4 min.

11 de septiembre de 2019. 21:41h

Comentada
Juan Diego Márquez Sevilla. 12/9/2019

La empresa Magrudis, y la gestión de la calidad de sus productos, está más en entredicho que nunca después de conocerse que no comunicó a las autoridades un positivo en listeria en febrero, seis meses antes del brote que continúa activo. Según informa Diario 16, el 22 de febrero un laboratorio dio parte a la empresa de que una de las dos muestras de carne mechada que había analizado había dado positivo en esta bacteria. Sobre este asunto se pronunció ayer en los pasillos del Parlamento andaluz el consejero de Salud, Jesús Aguirre, quien acusó a Magrudis de cometer un «delito flagrante» y de haber «puesto en riesgo la salud de todos los andaluces». «Tenía que haber informado en su autocontrol al Ayuntamiento de Sevilla, que es quien informa a la Junta, y habrá que preguntarle por qué no lo hizo en tiempo y forma», señaló Aguirre.

En su comparecencia, la tercera en la Cámara sobre este asunto, hizo balance de los pasos que ha dado su departamento en la crisis y anunció la creación en cada provincia de oficinas de información para la gestión de los daños y perjuicios ocasionados a los afectados por este brote. Estas oficinas, dirigidas desde la Dirección General de Consumo, serán dependientes de los Servicios Provinciales de Consumo de las Delegaciones Territoriales de Salud y Familias. Entre sus funciones, estarán la prestación de asesoramiento sobre derechos que asisten a los afectados, así como los procedimientos a seguir. También se les informará sobre la documentación necesaria a aportar de cara a reclamaciones y demandas «con las mayores garantías posibles».

Junto a ello, Aguirre defendió –ante los reproches de la oposición– que el presidente de la Junta, Juanma Moreno, «ha estado el primero» pendiente de la evolución de la crisis, que calificó de «extraordinaria», por lo que se planteó un abordaje «extraordinario» ante la gran cantidad de afectados que iban aflorando. «La responsabilidad del brote es de Magrudis y deberá asumir todas sus responsabilidades», insistió el consejero, además de asegurar que la prioridad de la Junta ha sido en todo momento «garantizar la salud de los andaluces y salvaguardar la salud alimentaria».

Tanto Adelante Andalucía como el PSOE exigieron, nuevamente, la dimisión de Aguirre. La portavoz de la coalición de izquierdas, Inmaculada Nieto, insistió en que se trata de un tema «que trasciende lo sanitario» y acusó a la Junta de «improvisar» y «confundir». Por su parte, el portavoz socialista, José Fiscal, denunció que la Consejería de Salud «ha manipulado y mentido» durante la crisis, además de exigir la comparecencia del presidente de la Junta.

En cuanto a la evolución del brote, ayer se confirmaron tres nuevos casos de infección, dos de ellos mujeres embarazadas, por lo que el total de pacientes asciende en estos momentos a 214. No obstante, el número de ingresados en los hospitales públicos, concertados y privados continúa descendiendo y se sitúa en 34 frente a los 37 del día anterior, de los que 15 son embarazadas.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs