MENÚ
lunes 19 noviembre 2018
03:11
Actualizado
  • 1

«Para actuar en Mairena hay que hacerlo por derecho»

El alcalde de Mairena del Alcor, Ricardo Sánchez, desgrana las novedades del Festival de Cante Jondo de la localidad

  • «Para actuar en Mairena hay que hacerlo por derecho»
Sevilla.

Tiempo de lectura 4 min.

14 de agosto de 2018. 19:49h

Comentada
J. D. Márquez.  Sevilla. 15/8/2018

ETIQUETAS

El próximo 27 de agosto arranca una nueva edición del Festival de Cante Jondo Antonio Mairena, una cita flamenca imprescindible. El alcalde de Mairena del Alcor (Sevilla), Ricardo Sánchez, analiza su repercusión y las novedades de este año.

–El certamen encara su edición número 57. ¿Qué supone para la localidad?

–El Festival de Cante Jondo Antonio Mairena nos da la oportunidad cada año de evocar y ensalzar la figura de Antonio Cruz García, Antonio Mairena, no solo como un cantaor sublime y formidable dominador de todos los palos, sino también como una personalidad única que consagró su vida a la tarea de la dignificación del arte flamenco, para que éste fuera considerado como una manifestación cultural del más alto rango. Los maireneros tienen plena conciencia de que el flamenco es una seña de identidad de nuestro pueblo y que debemos continuar la senda iniciada por el maestro de engrandecimiento de este arte excepcional de nuestra tierra, que es patrimonio inmaterial de la humanidad y de Mairena del Alcor singularmente.

–¿Qué diferencia a este festival de otros, como por ejemplo el Internacional de Cante de las Minas?

–La diferencia fundamental entre el Festival de Las Minas y otros festivales flamencos señeros estriba en un patrocinio muy sustancial por parte de RTVE y de una gran empresa comercial de nuestro país que ha hecho que haya disfrutado de un copioso presupuesto y de una difusión enorme. Obviamente después hay que hacer bien las cosas. Yo creo que el Festival Antonio Mairena no tiene que mirarse en ningún espejo que no sea el suyo y debe saber andar su propio camino, que no es otro que continuar promocionando el ser referente fundamental en el mundo flamenco, en el que se funden los cánones ortodoxos flamencos y la lógica búsqueda de un sello propio por parte de los artistas jóvenes. Esos artistas que saben perfectamente que para venir a actuar a Mairena del Alcor, a la que consideran una auténtica catedral del flamenco, hay que hacerlo por derecho porque van a encontrarse a un público entendido y exigente que así se lo va a reclamar.

–¿Se ha hecho lo suficiente para divulgar la figura de Antonio Mairena, uno de los máximos exponentes del flamenco?

–Creo que nunca se hará lo suficiente ante la talla de su figura. Eso sí, en Mairena tenemos que asumir el compromiso de esforzarnos para realizar, de una forma más que digna, la transmisión del extraordinario legado artístico que nos dejó dando continuidad a su trascendental cometido de divulgación y defensa del arte flamenco. Estamos también obligados a no contentarnos con limitar la actividad flamenca en nuestra localidad a la celebración anual de nuestro Festival y de esta forma en los últimos años mantenemos una programación estable de actuaciones con ganadores de nuestro Concurso Nacional Antonio Mairena, así como la celebración con otras ciudades de la Exaltación de la Saeta –el año pasado se unieron a través de este evento Mairena, Jerez, Málaga y Utrera–. También es muy importante trabajar en el ámbito de la educación y la formación en torno al flamenco. Así programamos una actividad didáctica dirigida a los alumnos de sexto de Primaria de nuestra localidad para iniciarlos en el conocimiento del flamenco –han participado 800 niños en las dos ediciones anuales realizadas hasta ahora– y también el Premio Antonio Mairena de Investigación en el Arte Flamenco, conjuntamente con la Fundación José Manuel Lara, para profundizar en estudios de temática flamenca. Tenemos por delante ahora la organización de un simposio antes de fin de año en torno a la trascendencia de la figura de Antonio Mairena en el contexto de su época. Y, por supuesto, la realización del proyecto en la Casa Palacio de los Duques de Arcos de un espacio museístico y de interpretación del flamenco en torno a su persona y su obra.

–En los prolegómenos del festival tendrán lugar varios eventos, como Flamenkedada o el Concurso Nacional de Cante Jondo. ¿En qué consisten?

–Hace ya años que hemos cambiado el formato de concurso y festival en el fin de semana a una programación semanal con diversos actos y espectáculos, que van desde exposiciones con visiones del flamenco desde otros prismas artísticos a mesas redondas con actuaciones relacionadas con las mismas o recitales. También aprovechamos para establecer lazos culturales con otras localidades. No en vano, este año nuestro Festival está dedicado a la Bienal de Arte Flamenco de Málaga y también una jornada será de presentación de la Bienal de San Roque. El Concurso de Cante Jondo lo concibió Antonio Mairena como una referencia para que los cantaores noveles adquirieran un galardón de prestigio que impulsara sus carreras aportando savia nueva al mundo flamenco. Precisamente, una iniciativa como Flamenkedada lo que pretendió, y lo está consiguiendo, es atraer a la gente joven a nuestro Festival, porque es fundamental esa labor de acercamiento de nuevos públicos para el futuro del arte flamenco.

Últimas noticias