PSOE e IU desmontan la Escuela 2.0 a espaldas del consejero de Educación

«En el curso 2013-2014, 27.423 dispositivos del aula, 'tablets híbridos', para Primaria. Todo el dispositivo, 467.490. Somos la segunda comunidad autónoma con mejor implicación tecnológica por alumno: 1,6 alumnos por dispositivo; España, 2,8; Madrid, 6,2; Murcia, 5,4; Valencia, 5,1; Cataluña, 3,4». Con este detalle presumía el consejero de Educación, Cultura y Deporte en el Parlamento del mantenimiento del programa de nuevas tecnologías (TIC) por parte de la Junta, renombrado «Escuela 2.0 (nueva versión)». Para hacer frente a esa ingente compra se habilitó una partida de 14,89 millones, sobre la que IU ya había expresado sus dudas en la misma Comisión de Educación de presentación de los Presupuestos.

Un mes después se materializó en dos enmiendas idénticas promovidas por PSOE e IU, dirigidas al capítulo de gastos para incorporar esos 14,89 millones de teórica inversión tecnológica en las aulas para contratación de personal docente. Fuentes del Grupo parlamentario de IU confirmaron a LA RAZÓN que dicha enmienda fue «pactada» entre ambos partidos. A falta de la aprobación definitiva de los Presupuestos, cuyo debate será el miércoles y jueves próximos, este sensible cambio obedecería a una imposición de la coalición de izquierdas, que tira por tierra el que ha sido uno de los programas educativos andaluces pioneros y cuya ejecución estaba en los planes del consejero Alonso. Las mismas fuentes insisten en que esa partida iría destinada«íntegramente» a la adquisición de tablets táctiles, lo que supondría un gasto de unos 540 euros por cada una de ellas –el último modelo de Apple, por ejemplo, cuesta en el mercado 499 euros; u otro de la marca Asus, éste con teclado externo, 399–.

La representante de IU en la comisión parlamentaria educativa, Marina Gómez, requirió al consejero en la presentación de los Presupuestos que «nos aclarase cuál es la política de TIC que se va a llevar a cabo en el próximo curso y sobre todo las inversiones en recursos materiales que se prevé hacer». En su exposición dejó entrever las intenciones de su partido, ya que dijo que la prioridad era «recuperar el total de docentes que hemos perdido en el 2012», a lo que podría ir destinada esa partida reubicada.

Desde su entrada en vigor en 2003, el programa TIC 2.0 ha permitido la implantación de las nuevas tecnologías en los centros educativos con la gratuidad de ordenadores portátiles como medida estrella. Unos dispositivos que para este curso pasaban a ser «tablets híbridos», según consta en el dossier «La educación en Andalucía. Curso 2013-2014. Iniciativas, programas y datos», publicado por la Junta.

En la memoria del pasado curso, la entonces consejera Mar Moreno presumía de una reducción de 44 millones de euros al modificar la entrega de portátiles a los alumnos de quinto de Primaria por la dotación digital de los centros. Otra de las exigencias de IU apunta a la «supresión total» del llamado Plan de Calidad, un programa de incentivos que premia económicamente a los profesores según el rendimiento de sus alumnos. El mismo documento, titulado «La educación en Andalucía. Alternativa presupuestaria y de modelo», recogía el año pasado la supresión del 10% de dichos complementos, lo que suponía un ahorro de 6,7 millones. El Plan estaría desde entonces temporalmente derogado para los colegios e institutos que no se hubieran acogido a él.