Sanz: «No me cabe la menor duda de que Invercaria se llevará por delante a Ávila»

La Razón
La RazónLa Razón

cádiz- El secretario general del PP-A, José Luis Sanz, aseguró ayer que no tiene «la menor duda» de que el caso de Invercaria «se terminará llevando por delante» al consejero de Economía, Ciencia, Innovación y Empleo, Antonio Ávila.

El actual responsable del departamento lleva en el cargo desde marzo de 2010, momento en el que sustituyó a Martín Soler. Éste último fue consejero menos de un año y entró en el primer gabinete de Griñán en lugar de Francisco Vallejo, la persona que puso en marcha Invercaria.

La consejería de Innovación es la responsable de la Agencia IDEA, accionista único a su vez de la sociedad de capital riesgo Invercaria. El juzgado de Instrucción 16 de Sevilla investiga las ayudas otorgadas por este ente público a más de 30 empresas desde su constitución en 2005. De ahí la posible responsabilidad de los consejeros del ramo. De hecho, el nombre de Vallejo ya ha salido en las declaraciones efectuadas en sede judicial en torno a los incentivos que recibió FIVA, un proyecto fallido que contó con 1,6 millones de euros de dinero público. Algunos imputados han señalado que tanto él como su secretario de Innovación –Ángel Garijo– estaban al tanto de todo.

Las críticas del secretario general del PP-A también se refirieron al caso de los ERE, para defender la labor de la instructora. En este sentido, reclamó a José Antonio Griñán que «deje de presionar a la Justicia y deje trabajar a la jueza porque tenemos derecho a la verdad».

Para Sanz, el líder del bipartito es «el responsable político del mayor caso de corrupción en España», al igual que un «ex presidente», en alusión a Manuel Chaves. «Se pongan como se pongan vamos a llegar a esa conclusión», sentenció.

También criticó la actitud del vicepresidente de la Junta, por avalar un «pacto de silencio y radical» que se concretó un día después de las elecciones autonómicas entre Griñán y Diego Valderas, «el que realmente manda». A su juicio, ambos «luchan diariamente por ver quién es el Chávez europeo».