«Si no nos quieren oír en los despachos, lo harán en la calle»

Escuelas Católicas fija para el 1 de abril la movilización de sus 400 colegios concertados en Andalucía ante el previsible recorte de plazas

La iniciativa en change.org ya ha recogido más de 21.000 firmas en apenas una semana
La iniciativa en change.org ya ha recogido más de 21.000 firmas en apenas una semana

Escuelas Católicas de Andalucía (ECA), organización que aglutina a la mayoría de los titulares de los centros educativos concertados de la comunidad andaluza, prepara una manifestación en Sevilla para el día 1 de abril contra el cierre de unidades con demanda previsto por la Junta de Andalucía. Previamente, el día 18 de febrero se producirán concentraciones provinciales y actos de protesta en los 400 colegios concertados con que cuenta ECA en esta comunidad.

El secretario general de Escuelas Católicas, Carlos Ruiz, acusó ayer a la consejera de Educación, Adelaida de la Calle, de «falta de diálogo» y de «despreciar» a la enseñanza concertada, ya que cuando apenas falta un mes para que se abra el plazo de escolarización del curso 2017-18, la responsable autonómica «sigue sin informar oficialmente de sus planes ni de las plazas que se ofrecerán a las familias andaluzas».

La excusa de la natalidad

Según Ruiz, «la consejera está asumiendo, en tiempo récord, los vicios de su antecesor», ya que «no solamente no recibe ni escucha a la concertada, sino que desprecia a tantas familias que han hecho una opción por este tipo de educación».

«La consejera olvida que es consejera de todos, también de la enseñanza concertada, y si no quiere oírnos en los despachos nos tendrá que escuchar en la calle», dijo Ruiz.

El representante de ECA recordó que esta organización «lleva meses ofreciendo un diálogo sincero» a la consejería para abordar los diversos problemas, incluido el descenso de natalidad producido por la crisis económica. En este sentido, esta organización reclama que el descenso demográfico «no sea una excusa para aplicar recortes, ni en la pública ni en la concertada, sino que se convierta en una oportunidad para demostrar la apuesta de Andalucía por la educación».

A su juicio, Andalucía «no se puede permitir el lujo de bajar la inversión en educación, ni tan siquiera congelarla, pues es mucho lo que aún nos separa de otras comunidades autónomas» y subrayó que «Andalucía tiene entidad para dejar el vagón de cola en el nivel educativo y los recortes no son precisamente la mejor solución».

Más de 21.000 firmas

El secretario general de ECA destacó que si la Junta de Andalucía lleva a cabo la supresión de unidades concertadas con demanda, Susana Díaz demostrará que «no le importan los nefastos resultados del informe PISA, demoledores para Andalucía».

La medida, caso de llevarse a cabo, afectaría, según Ruiz, no solamente a las familias y al alumnado, sino también al empleo del profesorado y personal de administración y servicios. ECA ha comenzado ya su campaña contra el cierre de unidades con una recogida de firmas a través de la plataforma www.change.org que se entregarán en las delegaciones provinciales de Educación el próximo día 15 de febrero. En sólo una semana se han recogido más de 21.000 adhesiones.

Precisamente ayer, la coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, acusó al Gobierno andaluz de «falta de rigor» por «mentir» sobre los centros en los que se realizaron las pruebas del informe PISA en relación la situación educativa en Andalucía conocido en diciembre.