MENÚ
sábado 24 agosto 2019
04:49
Actualizado

Díaz acusa a Moreno de “apropiarse” del “voto de la extrema derecha” para ser presidente

Durante su intervención en el debate de investidura celebrado en el Parlamento andaluz

  • Susana Díaz, al inicio de la segunda jornada del debate de investidura del líder del PP-A, Juanma Moreno. EFE/Julio Muñoz
    Susana Díaz, al inicio de la segunda jornada del debate de investidura del líder del PP-A, Juanma Moreno. EFE/Julio Muñoz

Tiempo de lectura 4 min.

16 de enero de 2019. 16:46h

Comentada
Noelia Acedo 16/1/2019

Hoy se termina un ciclo y otro empieza. Uno de los focos de la jornada, la última sesión del pleno de investidura que previsiblemente otorgará las llaves de San Telmo al popular Juanma Moreno, estaba puesto en el “cara a cara” entre éste y la ex presidenta andaluza saliente, la socialista Susana Díaz, quien anotó para su partido el peor resultado electoral de la historia autonómica el 2D, pese a ganar las elecciones.

La jefa de la oposición ha tenido una intervención cítricamente ácida recordando que quienes van a gobernar perdieron los comicios y acusándolos de “apropiarse del voto de la extrema derecha” para poder hacerlo y de tener un acuerdo oculto con Vox, que “tiene la sartén por el mango”, pese a que esta última formación lo ha negado.

Díaz ha trasladado a Moreno que no duda de la “legitimidad” de su futuro Gobierno ni de la suya para ser presidente pero que tampoco va a “disfrazar la realidad” de que el PSOE es el partido que tiene la confianza mayoritaria de la voluntad libre de los andaluces. A juicio de Díaz el cambio que viene “será peor” y “se sustentará en una involución”. Ha acusado al popular de hacer “suyos los postulados de la extrema derecha” en la Cámara autonómica y le ha reprochado que en su discurso de ayer comparara “la transición española con un cambio de gobierno dentro de un sistema democrático consolidado en España y en Andalucía”. Le ha comentado que apeló en numerosas ocasiones a Adolfo Suárez, para arrojarle después que el ex presidente “enterró al Franquismo” y él accederá a la Presidencia del Ejecutivo regional con “los herederos” de éste.

“¿Va a abrir la reforma del Estatuto de Autonomía?”, le ha preguntado la socialista a su interlocutor en un momento de su discurso, por propuestas como la eliminación de los aforamientos, así como “y los 600.000 ‘pa’cuando’”, en alusión a los empleos que el popular prometió en campaña que crearía y que ha omitido en las últimas horas.

Moreno la ha culpado de acudir a la cita histórica desubicada y desorientada, “con las inercias de siempre” y de “hablar de cosas que tienen poco sentido”. Le ha explicado que la Transición se culmina cuando hay alternancia en el poder y que la competencia entre los partidos políticos hace que avancen los territorios. Ha asegurado que su Ejecutivo será “fuerte y valiente” para “probar otras recetas y otros estilos” distintos a los de los socialistas. “No puede poner ni una coma a lo que va a suceder el día de hoy”, le ha llegado a espetar a Díaz, tras recordar que Javier Arenas ganó las autonómicas en 2012 y no pudo gobernar por un acuerdo de despachos que convirtió en presidente al socialista José Antonio Griñán, quien le traspasó el cargo a ella por la presión del “caso ERE”, y dado que además siempre ha rechazado su propuesta de dejar gobernar a la lista más votada. Ha negado que haya habido “negociaciones oscuras” con Vox, mientras que sí las ha habido entre el Gobierno central que comanda Pedro Sánchez con “los amigos de ETA”. “¿Los amigos del señor Sánchez son sus amigos?”, le ha deslizado, recogiendo el guante musical lanzado antes por Díaz. “Andalucía es mucho más que el PSOE”, ha defendido Moreno, y a los augurios de inestabilidad expuestos por la presidenta saliente le ha replicado: “Inestabilidad, y usted me lo pregunta”. Ha recomendado a Díaz que se lea los acuerdos firmados con Ciudadanos y con Vox antes de “decir cosas que no son ciertas” en una “estrategia del miedo”.

Últimas noticias