MENÚ
lunes 19 noviembre 2018
03:11
Actualizado
  • 1

Un programa social de La Caixa ha formado a 5.587 personas en Andalucía

La red Incorpora se centra en ciudadanos en riesgo de exclusión social

Sevilla.

Tiempo de lectura 2 min.

21 de agosto de 2018. 16:36h

Comentada
La Razón .  Sevilla. 21/8/2018

El programa Incorpora de ”la Caixa” ha facilitado 15.852 puestos de trabajo a personas en situación o riesgo de exclusión social en toda España, un 12% más que en el mismo periodo del año anterior. En Andalucía la cifra es de 5.587 beneficiarios, más de un tercio del total.

El desglose por provincias es el siguiente: en Cádiz y Sevilla, el número de personas que han participado en el programa asciende a 1048 y 1043 personas respectivamente. En Málaga, 907; 767 en Córdoba; 641 en Granada; 494 beneficiarios en Almería; y en Huelva y Jaén el número asciende a 348 en la primera y 339 en la segunda.

Incorpora ofrece a las empresas un servicio gratuito de asesoramiento y acompañamiento en acciones de responsabilidad social corporativa, en este caso centradas en la integración laboral de personas en situación de vulnerabilidad. En los primeros seis meses del año han colaborado con Incorpora 7.004 empresas. El trabajo en red entre el sector empresarial y el social es posible gracias a 405 entidades, que son las encargadas de desarrollar el proyecto en todo el territorio a través de 792 técnicos de inserción laboral.

Los técnicos de inserción laboral desempeñan un papel fundamental porque establecen un puente entre las necesidades de las empresas y los apoyos que requieren las personas, al mismo tiempo que ofrecen un acompañamiento continuado a ambas partes.

Jaume Giró, director general de la Fundación Bancaria ”la Caixa”, destaca sobre el programa, cuya puesta en marcha se remonta a 2006: «En Incorpora trabajamos para mejorar la vida de las personas en situación de vulnerabilidad a través de su inserción en el mercado laboral. Para ello, diseñamos itinerarios personalizados que permitan desarrollar las habilidades técnicas de las personas pero también, gracias a los formadores, les ayudamos a descubrir su propio potencial para que vuelvan a creer en sus capacidades».

Tras su éxito en España, el programa se ha implementado también en Hungría, Polonia, Túnez y, desde este año, en Portugal.

Últimas noticias