MENÚ
viernes 23 agosto 2019
14:01
Actualizado

Cuenta atrás para la constitución de los ayuntamientos, con muchos de ellos aún por decidirse

León, la única capital de provincia que tendrá un Gobierno en funciones, al menos hasta finales de julio

  • Lacalle informa de que da un paso atrás pero que no descarta mantener la Alcaldía de Burgos si Cs rectifica su postura
    Lacalle informa de que da un paso atrás pero que no descarta mantener la Alcaldía de Burgos si Cs rectifica su postura /

    Europa Press

Valladolid.

Tiempo de lectura 4 min.

14 de junio de 2019. 14:07h

Comentada
R. Ortega.  Valladolid. 14/6/2019

Apenas quedan ya unas pocas horas para que se constituyan todos los ayuntamientos en Castilla y León, salvo el de León, con algunas capitales de provincia ya decididas como es el caso de las de Soria y Zamora, donde el socialista Carlos Martínez y el líder de IU, Francisco Guarido, respectivamente, aplastaron a sus rivales.

Si bien, la gran mayoría de los ayuntamientos de las grandes ciudades están por decidirse, por lo que habrá que estar atentos en las próximas horas ya que aún podrían deparar numerosas sorpresas, como son los casos de Burgos o Palencia. Y es que aunque el preacuerdo alcanzado por PP y Ciudadanos para la gobernabilidad de la Junta por parte del popular Alfonso Fernández Mañueco, parece ser que incluye la cesión por parte del PP de los ayuntamientos palentino y burgalés a los candidatos de Ciudadanos, Mario Simón y Vicente Marañón, respectivamente, para que este hecho se lleve a buen puerto es necesario el respaldo de Vox. En Burgos, Lacalle ha aceptado dar un paso atrás aunque no lo comparte, y permitir que sea Ciudadanos quien gobierne, pero ha pedido llegar a un pacto con Vox, aún por hacer. Y en el caso de la capital palentina todavía no está del todo claro. A estas horas, Sonia Lalanda, concejal electa por el partido de Abascal en Palencia, aún no ha llegado a pacto alguno e incluso ha amenazado con no dar su voto a Cs si no les dejan entrar en el equipo de Gobierno. El pleno de investidura de este sábado se prevé movido ya que un grupo de palentinos descontentos con la posibilidad de que gobiernen PP, Cs y Vox ha convocado una concentración frente a la Casa Consistorial a las doce del mediodía como protesta.

En Salamanca, todo parece indicar que gobernará el popular Carlos García Carbayo, que ganó con solvencia las elecciones con diez concejales, con el apoyo de Cs, que obtuvo cuatro, en un Gobierno de coalición. Ambas formaciones llegaron el jueves a última hora de la noche a un acuerdo programático que incluye 62 propuestas. Y en Segovia, la socialista Clara Luquero ganó los comicios pero de forma ajustada con diez ediles, pero necesitará de Podemos e IU para gobernar en tripartito de izquierdas.

Valladolid también tendrá color socialista esta legislatura. Óscar Puente encabezó la lista más votada en la capital vallisoletana y seguirá con el bastón de mando. Está por ver si lo hará en solitario o con el apoyo de los tres concejales de Toma la Palabra, necesarios para la mayoría.

En Ávila, el que fuera presidente de la Diputación de Ávila por el PP, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, fue el más votado por los abulenses pero como candidato por su nuevo partido, Por Ávila. Sus once concejales, cinco más que populares y socialistas, le avalan para dirigir el destino de esta ciudad. Necesita dos ediles para la mayoría, que a buen seguro provendrán de Ciudadanos.

El caso más singular y llamativo es el de León, paradigma en España del fracaso del sistema informático que se usó en las elecciones. La capital leonesa es la única gran ciudad de la Comunidad que tendrá un equipo de Gobierno en funciones al menos hasta finales del próximo mes de julio, debido al recurso presentado por PP y Vox ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, después de que la Junta Electoral Central confirmara que le quita un concejal a los de Santiago Abascal para dárselo a la Unión del Pueblo Leonés por un mal recuento de votos. Una decisión fundamental ya que ese edil es decisivo para que el PSOE de José Antonio Díez, el partido más votado en León con diez concejales, pueda gobernar con el apoyo de los tres leonesistas.

En cuanto a ciudades de más de 20.000 habitantes que están en juego todavía se encuentran las localidades vallisoletanas de Arroyo de la Encomienda, Medina del Campo y la burgalesa de Aranda de Duero. En esta última caso, todo apunta a que tendrá un gobierno a la andaluza liderado por la popular Raquel González, que obtuvo 6 concejales a los que se sumaría el apoyo de los 3 ediles de Ciudadanos y los dos de Vox, aunque aún está ver. Además, el preacuerdo entre PP y Cs para la Junta también podría dar la alcaldía al candidato naranja Javier Martín Hontoria.

En Arroyo de la Encomienda el suspense está garantizado hasta el final. Hasta seis formaciones han obtenido representación. La victoria de Independientes por Arroyo (IPAE), que logró cinco ediles con Sarbelio González a la cabeza, es insuficiente y necesita de otros cuatro para lograr la mayoría, que podrían llegar de Ciudadanos (3) y Vox (1).

Y en Medina del Campo, el popular Guzmán Gomez, que ganó las elecciones y obtuvo 8 ediles, tiene pinta de ser el próximo alcalde de la Villa de las Ferias, desbancando a la socialista Teresa López. Si bien, necesitaría del apoyo de Medina Primero, formado por ex dirigentes del PP, que logró cuatro representantes, para alcanzar la mayoría, ya que solo con el apoyo de los dos de Ciudadanos no llegaría..

Últimas noticias