MENÚ
martes 23 julio 2019
01:37
Actualizado

Del Olmo ve “perfectamente” posible y viable en lo económico soterrar el tren en Valladolid

La candidata a la alcaldía asegura que solo hace falta voluntad política “y el PP la tiene”

  • Del Olmo y García Tejerina reclaman el soterramiento en el túnel de Labradaores
    Del Olmo y García Tejerina reclaman el soterramiento en el túnel de Labradaores /

    Miriam Chacón/Ical

Valladolid.

Tiempo de lectura 2 min.

25 de abril de 2019. 21:08h

Comentada
I. de la Fuente.  Valladolid. 26/4/2019

Si el PP vuelve a gobernar en Valladolid recuperará el proyecto de soterramiento del tren en la ciudad, desechado por el PSOE por su coste. «Es perfectamente posible y viable en lo económico, solo hace falta voluntad política, que es la que nosotros tenemos», aseguraba ayer la candidata popular a la Alcaldía de Valladolid, Pilar del Olmo, en la boca de uno de los túneles que conectan las dos partes de la ciudad en la calle Labradores, donde se acercaba en compañía de los candidatos de este partido al Congreso como su cabeza de lista, Isabel García Tejerina, o Eduardo Carazo.

La también consejera de Economía y Hacienda aseguraba que los vallisoletanos tienen «derecho al soterramiento», e insistía en que eso es precisamente a lo que se compromete el PP de cara a la próxima legislatura, siguiendo para ello el ejemplo de Murcia, que consiguió negociar con el Ministerio de Fomento un soterramiento de sus vías por un montante de 600 millones de euros. Del Olmo avanzaba que para financiarlo pedirán un crédito al Banco Central Europeo, al estilo del negociado por Murcia, y renegociarán con el Ministerio el coste de los nuevos talleres de Renfe en la ciudad, incluidos en la deuda que acumulaba la anterior sociedad de Alta Velocidad. Para ello, pedía el voto este domingo para Casado «porque contamos con su total apoyo»

Crisis en el automóvil

Poro otra parte, García Tejerina visitaba en Valladolid la fábrica Iveco junto a la ex ministra Fátima Báñez se refería a la caída del 3 por ciento de la producción en la industria del automóvil y del nueve en las ventas de vehículos nuevos a particulares. Y culpaba al Gobierno por sus anuncios y prohibiciones, como la del diésel. Frente a ello, proponía una fiscalidad que ayude a renovar la flota y una reforma laboral que permita mantener el empleo.

Últimas noticias