Dirigentes regionales del PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos descartan terceras elecciones

Fernández Carriedo, Luis Tudanca, Pablo Fernández y Luis Fuentes coinciden en la necesidad de un mayor control contra la corrupción

Fernández Carriedo, Luis Tudanca, Pablo Fernández y Luis Fuentes coinciden en la necesidad de un mayor control contra la corrupción

Los dirigentes autonómicos del PP, PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos, Carlos Fernández Carriedo, Luis Tudanca, Pablo Fernández y Luis Fuentes, respectivamente, coinciden en señalar en una entrevista a la agencia Efe, que descartan unas terceras elecciones en España por falta de acuerdo. «Sería un fracaso», dice el popular Fernández Carriedo. «Se podrán evitar si se antepone el interés general a los sillones», responde, por su parte, el socialista Luis Tudanca. Mientras que Luis Fuentes hace referencia a que ellos, por Ciudadanos, ya entendieron el mensaje de la gente en las urnas, de dialogar y llegar a acuerdos, y asegura que lo volverán a hacer tras el 26-J, y el podemita Pablo Fernández señala, optimista, que la coalición Unidos Podemos estará en condiciones de articular una mayoría parlamentaria de cambio que pondrá en marcha un gobierno de progreso.

Sobre esta voluntad de acuerdo, todos ellos introducen matices que pueden complicar el diálogo posterior, como quién debe encabezar las negociaciones y por tanto un hipotético gobierno, aunque todos excepto el PP aluden a que en España rige un sistema parlamentario que establece que será presidente quien logre más apoyos en el Congreso de los Diputados, no el que obtenga más votos el próximo domingo.

Durante el cuestionario, los cuatro dirigentes coinciden también, aunque con algún matiz, en la necesidad de que haya un mayor control contra la corrupción política. «Hay que ser implacables y cuando se detecta un caso actuar de inmediato, no mandar sms a Bárcenas o aforar a Rita Barberá en el Senado», apunta el líder de Ciudadanos. «Al bipartidismo no le ha interesado frenar la corrupción y no se ha establecido la prevención suficiente», recuerda, por su parte, el secretario regional de Podemos. En esta falta de controles coincide Tudanca, aunque añade la «permisividad» de Rajoy y la actitud de algunos políticos que sólo pretenden enriquecerse en lugar de servir a los ciudadanos. Mientras que el dirigente popular llama a aprender de cada caso y considera que hay que mejorar las leyes y permitir que la Justicia «actúe».

Creación de empleo

Preguntados por el empleo y la esperanza que debe tener un parado en que encontrará un trabajo, todos ellos expresan su voluntad de articular medidas para que se incremente la creación de empleo. «Nadie puede quedar excluido», dice Carriedo. «Formación, diálogo social y plan de retorno para tener empleo, pero digno», enumera Tudanca. Mientras que en el caso de Pablo Fernández, éste apuesta por «redefinir el modelo productivo para generar empleo de calidad», y Luis Fuentes tiene claro que para generar puestos de trabajo hay que luchar contra la precariedad laboral y crear contratos indefinidos que protejan a los trabajadores, a través de la denominada «mochila austríaca», que sirve de colchón en caso de que un empleado resulte despedido de su empresa.

Sobre la sensación generalizada en la sociedad de que las promesas electorales son incumplidas por los partidos, en el PP contestan que «las circunstancias condicionan más que los deseos», mientras que en el PSOE «que no se puede prometer lo imposible», y en Podemos denuncian que los partidos tradicionales «han convertido en papel mojado» sus programas . Ciudadanos, por su parte, alerta del «populismo derivado de propuestas irreales para lograr votos a corto plazo». Algo similar ocurre al preguntarles por la «mala imagen» de los políticos ante la sociedad. Algo que Carriedo ve «lógica» en tiempos de crisis; Tudanca dice que al no resolverse los problemas «se cae en las redes del populismo»; Luis Fuentes apunta a los políticos y los partidos: «Han pensado más en ellos que en las personas»; y Pablo Fernández tiene claro que la culpa de este alejamiento es de los dirigentes políticos «por incumplir sus promesas, y por gobernar sólo para los privilegiados».

El que más beneficiará a Castilla y León

Los cuatro dirigentes tienen claro que sólo un Gobierno de su partido beneficiará a Castilla y León en temas como la financiación, los pueblos, la despoblación, la minería, el campo o el emprendimiento. «El PSOE defiende lo mismo en todos los lugares», dice Tudanca. «El PP es el partido más vinculado a la Región», responde Carriedo. «Nuestro programa reactivará el empleo y ofrecerá mejores servicios», apunta Fernández, mientras que Fuentes señala que «sólo Ciudadanos garantizará los mismos derechos a todos los españoles».